Skip to Main Content

CASO DE ESTUDIO

CASO DE ESTUDIO

Un hombre de 35 años se presenta con una presión arterial de 150/95 mm Hg. En general ha sido saludable, es sedentario, bebe varios cócteles por día y no fuma cigarrillos. Tiene antecedentes familiares de hipertensión y su padre murió de un infarto de miocardio a los 55 años. El examen físico es notable sólo por la obesidad moderada. El colesterol total es de 220 y el nivel de colesterol de las lipoproteínas de alta densidad (HDL) es de 40 mg/dL. La glucosa en ayunas es de 105 mg/dL. La radiografía de tórax es normal. El electrocardiograma muestra agrandamiento ventricular izquierdo. ¿Cómo tratarías a este paciente?

La hipertensión es la enfermedad cardiovascular más común. En una Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES, National Health and Nutrition Examination Survey) llevada a cabo entre 2011 y 2012, se encontró hipertensión en 29% de los adultos estadounidenses y en 65% de los adultos de 65 años o más. La prevalencia varía con la edad, la raza, la educación y muchas otras variables. Según algunos estudios, entre 60 y 80% de los hombres y las mujeres desarrollarán hipertensión a los 80 años. La hipertensión arterial sostenida daña los vasos sanguíneos en el riñón, el corazón y el cerebro, y conduce a una mayor incidencia de insuficiencia renal, enfermedad coronaria, insuficiencia cardiaca, apoplejía y demencia. Se ha demostrado que la reducción farmacológica efectiva de la presión arterial previene el daño a los vasos sanguíneos y reduce sustancialmente las tasas de morbilidad y mortalidad. Sin embargo, NHANES descubrió que, desafortunadamente, sólo la mitad de los estadounidenses con hipertensión tenían un control adecuado de la presión arterial. Muchos medicamentos efectivos están disponibles. El conocimiento de sus mecanismos antihipertensivos y sitios de acción permite una predicción precisa de la eficacia y la toxicidad. El uso racional de estos agentes, sólo o en combinación, puede disminuir la presión arterial con un riesgo mínimo de toxicidad grave en la mayoría de los pacientes.

HIPERTENSIÓN Y REGULACIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL

Diagnóstico

El diagnóstico de hipertensión se basa en mediciones repetidas y reproducibles de presión arterial elevada (cuadro 11–1). El diagnóstico sirve principalmente como una predicción de las consecuencias para el paciente; rara vez incluye una declaración sobre la causa de la hipertensión.

CUADRO 11–1Clasificación de la hipertensión sobre la base de la presión arterial

Los estudios epidemiológicos indican que los riesgos de daño al riñón, corazón y cerebro están directamente relacionados con el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.