Skip to Main Content

CASO DE ESTUDIO

CASO DE ESTUDIO

Un banquero jubilado de 76 años se queja de caminar arrastrando los pies con caídas ocasionales durante el pasado año. Ha desarrollado una postura encorvada, arrastra la pierna izquierda al caminar y no está firme al girar. Sigue siendo independiente en todas las actividades de la vida diaria, pero se ha vuelto más olvidadizo y de vez en cuando ve a su padre muerto hace mucho tiempo en su habitación. El examen revela hipomimia, hipofonía, un ligero temblor en reposo de la mano derecha y el mentón, rigidez leve y problemas de movimientos rápidos alternos en todas las extremidades. Los exámenes neurológicos y generales son normales. ¿Cuál es el probable diagnóstico y pronóstico?

El paciente se inicia con un agonista de la dopamina y la dosis se acumula de manera gradual hasta el rango terapéutico ¿Fue ésta una buena elección de medicamento?

Seis meses después, el paciente y su esposa regresan para el seguimiento. Ahora se hace evidente que se está quedando dormido en momentos inapropiados, como durante la cena y, cuando está despierto, pasa la mayor parte del tiempo arreglando y reorganizando los cubiertos de la mesa o recogiendo su ropa. ¿A qué se debe su condición y cómo se debe manejar? ¿Recomendaría un tratamiento quirúrgico?

Se reconocen varios tipos de movimientos anormales. El temblor consiste en un movimiento oscilatorio rítmico alrededor de una articulación y se caracteriza mejor por su relación con la actividad. El temblor en reposo es característico del parkinsonismo, cuando a menudo se asocia con rigidez y un deterioro de la actividad voluntaria. El temblor puede ocurrir durante el mantenimiento de la postura sostenida (temblor postural) o durante el movimiento (temblor de intención). Un temblor postural notorio es la característica cardinal del temblor benigno esencial o familiar. El temblor intencional ocurre en pacientes con una lesión del tallo encefálico o el cerebelo, en especial cuando está involucrado el pedúnculo superior del cerebelo, también puede ocurrir como una manifestación de toxicidad por el alcohol u otras ciertas drogas.

La corea consiste en tirones musculares irregulares, impredecibles e involuntarios que ocurren en diferentes partes del cuerpo y afectan la actividad voluntaria. En algunos casos, los músculos proximales de las extremidades son los más severamente afectados, y debido a que los movimientos anormales son en particular violentos, el término ballismus se ha usado para describirlos. La corea puede ser hereditaria o adquirida y puede ocurrir como una complicación de varios trastornos médicos generales y de la terapia con ciertos medicamentos.

Los movimientos anormales pueden ser lentos y retorcerse en el carácter (atetosis) y, en algunos casos, son tan sostenidos que se les considera más adecuados como posturas anormales (distonía). La atetosis o distonía puede ocurrir con daño cerebral perinatal, con lesiones cerebrales focales o generalizadas, como una complicación aguda de ciertos medicamentos, como un acompañamiento de diversos trastornos neurológicos, o como un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.