Skip to Main Content

CASO DE ESTUDIO

CASO DE ESTUDIO

Una mujer de 21 años acude a consulta con sus padres, interesada en conocer las opciones terapéuticas para ser tratada por enfermedad de Crohn. La paciente fue diagnosticada con esta dolencia 2 años atrás, y su padecimiento involucra el íleon terminal y el colon proximal, según lo confirmado mediante colonoscopia y radiografía del intestino delgado. Inicialmente recibió tratamiento con mesalamina y budesonida con buena respuesta, pero en los últimos 2 meses ha tenido una recaída de sus síntomas. Está experimentando fatiga, calambres, dolores abdominales y diarrea no hemorrágica hasta 10 veces al día, y ha tenido una pérdida de peso de 15 lb.

La joven no tiene otra historia médica o quirúrgica significativa. Sus medicamentos actuales son 2.4 g/d de mesalamina y 9 mg/d de budesonida. Luce delgada y cansada. El examen abdominal revela sensibilidad sin protección en el cuadrante inferior derecho; no hay masas palpables. En el examen perianal no se encuentra sensibilidad, fisura o fístula. Sus datos de laboratorio son consistentes para anemia y proteína C reactiva elevada. ¿Cuáles son las opciones para el control inmediato de sus síntomas y enfermedad? ¿Cuáles son las opciones de gestión a largo plazo?

INTRODUCCIÓN

Muchos de los grupos de fármacos analizados en otras partes de este libro tienen aplicaciones importantes en el tratamiento de enfermedades del tracto gastrointestinal y otros órganos. Otros grupos se usan casi exclusivamente por sus efectos sobre el intestino; estos se discuten en las páginas que siguen, de acuerdo con sus usos terapéuticos.

FÁRMACOS UTILIZADOS EN ENFERMEDADES ÁCIDO-PÉPTICAS

Las enfermedades ácido-pépticas incluyen reflujo gastroesofágico, úlcera péptica (gástrica y duodenal), y lesión de la mucosa relacionada con el estrés. En todas estas condiciones, las erosiones o ulceraciones de la mucosa surgen cuando los efectos cáusticos de los factores agresivos (ácido, pepsina, bilis) sobrepasan los factores defensivos de la mucosa gastrointestinal (secreción de moco y bicarbonato, prostaglandinas, flujo sanguíneo y procesos de restitución y regeneración después de una lesión celular). Más de 90% de las úlceras pépticas son causadas por una infección con la bacteria Helicobacter pylori o por el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID). Los medicamentos utilizados en el tratamiento de los trastornos ácido-pépticos se pueden dividir en dos clases: agentes que reducen la acidez intragástrica y agentes que promueven la defensa de la mucosa.

AGENTES QUE REDUCEN LA ACIDEZ INTRAGÁSTRICA

FISIOLOGÍA DE LA SECRECIÓN ÁCIDA

La célula parietal contiene receptores para gastrina (CCK-B), histamina (H2) y acetilcolina (muscarínico, M3) (figura 62–1). Cuando la acetilcolina (de los nervios posganglionares vagales) y la gastrina (liberada en la sangre desde las células G antrales) se unen a los receptores celulares parietales, causan un aumento en el calcio citosólico, que a su vez activa las proteínas quinasas que estimulan la secreción ácida de un H...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.