Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La hidropesía general del feto es una condición rara en la que el feto y la placenta son notablemente edematosos. Como resultado de la infiltración con suero aquel logra alcanzar proporciones inmensas, y ésta puede aumentar de tres a cuatro veces su tamaño normal. Aunque se ha escrito mucho sobre el tema, aún no se ha llegado a una explicación satisfactoria de esta anomalía.

—J. Whitridge Williams (1903)

Poco se escribió sobre los trastornos fetales en la primera edición de este libro de texto. La hidropesía general descrita anteriormente se conoce hoy como hidropesía fetal (Hidropesía fetal). La hidropesía es quizás el trastorno fetal por excelencia, ya que puede ser una manifestación de una enfermedad grave de una amplia variedad de etiologías. Pueden adquirirse trastornos fetales, como la aloinmunización, logran ser congénitos como la hiperplasia suprarrenal congénita o α4-talasemia, o pueden ser anomalías esporádicas del desarrollo, como muchas malformaciones estructurales. En este capítulo, se revisan la anemia y la trombocitopenia fetal, así como la hidropesía fetal inmune y no inmune. Las malformaciones estructurales fetales se revisan en el capítulo 10, las anomalías genéticas en los capítulos 13 y 14, y las condiciones que logran tratar a las terapias fetales médicas y quirúrgicas en el capítulo 16. Debido a que las infecciones congénitas surgen como resultado de una infección o colonización materna, se consideran en los capítulos 64 y 65.

ANEMIA FETAL

De las muchas causas de la anemia fetal, una de las más frecuentes es la aloinmunización de los glóbulos rojos, que resulta del paso transplacentario de anticuerpos maternos que destruyen los glóbulos rojos fetales. La aloinmunización conduce a la sobreproducción de glóbulos rojos inmaduros fetales y neonatales —eritroblastosis fetal— una afección que ahora se conoce como enfermedad hemolítica del feto y el recién nacido (HDFN, hemolytic disease of the fetus and newborn).

Además, varias infecciones congénitas también están asociadas con la anemia fetal, en particular el parvovirus B19, que se discute en el capítulo 64 (Virus respiratorios). En las poblaciones del sudeste asiático, la α4-talasemia es una causa común de anemia severa e hidropesía no inmunitaria. La hemorragia fetomaterna en ocasiones crea anemia fetal grave y se discute en la Hemorragia fetomaterna. Las causas raras de anemia incluyen trastornos de la producción de glóbulos rojos, como la anemia Blackfan-Diamond y la anemia de Fanconi; deficiencia de enzimas: glucosa-6-fosfato deshidrogenasa de glóbulos rojos y deficiencia de piruvato cinasa; anomalías estructurales de glóbulos rojos: esferocitosis y eliptocitosis hereditaria; y trastornos mieloproliferativos, leucemias. La anemia alcanza a identificarse mediante el muestreo de sangre fetal, descrito en el capítulo 14 (Muestreo de sangre fetal), o mediante evaluación Doppler de la velocidad sistólica máxima de la arteria cerebral media fetal (MCA, middle cerebral artery), descrita en la Manejo del embarazo aloinmunizado.

La anemia fetal progresiva ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.