Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los grados menores de hidramnios rara vez requieren un tratamiento activo. Por otro lado, cuando el abdomen está inmensamente distendido y la respiración se ve seriamente obstaculizada, se indica la interrupción del embarazo con urgencia. En tales casos, los síntomas pueden aliviarse con mucha rapidez perforando las membranas a través del cuello uterino, después de lo cual el líquido amniótico se drena y se producen dolores de parto.

—J. Whitridge Williams (1903)

El concepto de terapia fetal —incluso la amniocentesis— no fue considerado por Williams en su primera edición. Además de algunos procedimientos invasivos para ayudar al parto vaginal, no se menciona ningún otro tipo de tratamiento fetal como una remota posibilidad. De nuevo, avanzamos con mucha rapidez a esta 25a. edición, cuando las intervenciones desarrolladas durante las últimas tres décadas han alterado de manera drástica el curso de las anomalías y condiciones fetales seleccionadas. En este capítulo se revisan los trastornos fetales susceptibles de tratamiento, ya sea con tratamiento materno o procedimientos quirúrgicos. El manejo de la anemia fetal y la trombocitopenia se revisan en el capítulo 15, y el tratamiento de algunas infecciones fetales se analiza en los capítulos 64 y 65.

TERAPIA MÉDICA

La farmacoterapia fetal emplea medicamentos administrados a la madre y luego se los transporta por vía transplacentaria al feto. Como se describe aquí, se pueden usar para tratar una serie de condiciones graves.

Arritmias

Las alteraciones del ritmo cardiaco fetal se pueden clasificar en general como taquiarritmias, frecuencias cardiacas >180 latidos por minuto (bpm); bradiarritmia, frecuencia cardiaca <110 bpm, y ectopia, contracciones auriculares típicamente prematuras. Si algunas de estas alteraciones son identificadas, la ecografía en modo M fetal se realiza para medir las frecuencias auricular y ventricular y para aclarar la relación entre los latidos auriculares y ventriculares, y así diagnosticar el tipo de alteración del ritmo.

Contracciones auriculares prematuras

Estas son las arritmias más comunes y se identifican en 1 a 2% de los embarazos (Hahurij, 2011; Strasburger, 2010). Típicamente un hallazgo benigno, las contracciones auriculares prematuras representan la inmadurez del sistema de conducción cardiaca, y por lo regular se resuelven más tarde en la gestación o en el periodo neonatal. Si se presenta la contracción auricular prematura, suena como un latido extra cuando se ausculta con Doppler portátil o un fetoscopio. Sin embargo, las contracciones auriculares prematuras se bloquean con más frecuencia y suenan como latidos caídos.

En general, las contracciones auriculares prematuras no se asocian con anomalías cardiacas estructurales importantes, aunque a veces se producen con un aneurisma del tabique auricular. Como se muestra en la figura 10-34 (Pared abdominal), la evaluación en modo M demuestra que el latido caído es una pausa compensatoria después de la contracción auricular prematura. Pueden ocurrir con tanta frecuencia como cualquier otro ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.