Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La función más importante del fórceps es la tracción ejercida con el propósito de pasar la cabeza por el tracto genital. En no pocos casos, sin embargo, particularmente en presentaciones occipitales posteriores, se considera su empleo como instrumento de rotación por su eficacia en esta actividad.

—J. Whitridge Williams (1903)

Los partos instrumentales son partos vaginales realizados con el uso de fórceps o un dispositivo de aspiración o vacuum. Una vez que se aplica cualquiera de los dos a la cabeza del feto, la tracción externa genera fuerzas que aumentan el empuje de la madre para que el feto salga a través de la vagina. La función más importante de ambos dispositivos es la tracción. Además, los fórceps también se pueden usar para la rotación, particularmente desde las posiciones occipitales transversales y posteriores.

De acuerdo con los datos de certificado de nacimiento del Reporte Nacional de Estadísticas Vitales, el parto vaginal con ayuda de fórceps o aspiración se utilizó para 3.2% de los nacimientos en Estados Unidos en 2014. Esto representa un descenso de 9.0% respecto al año 1990 (Hamilton, 2015). Para estos partos, se selecciona un dispositivo de aspiración y la relación de partos mediante este y el fórceps es de casi 5:1 (Merriam, 2017). En general, la mayoría de estos intentos son exitosos. En 2006, sólo 0.4% de las pruebas con fórceps en Estados Unidos y 0.8% de los intentos de extracción por aspiración no dieron como resultado un parto vaginal (Osterman, 2009).

INDICACIONES

Si es técnicamente factible y puede lograrse de manera segura, la terminación del trabajo de parto en la segunda etapa mediante instrumentos de tracción se indica en cualquier condición que amenace a la madre o al feto y que probablemente se alivie con el parto. Algunas indicaciones incluyen patrones inquietantes de ritmo cardiaco fetal y separación prematura de la placenta (Schuit, 2012). En el pasado, se creía que el parto con fórceps protegía la frágil cabeza del bebé prematuro. Sin embargo, los resultados en neonatos que pesan de 500 a 1 500 g no difieren significativamente ya sea con un parto espontáneo o mediante fórceps (Fairweather, 1981; Schwartz, 1983).

Algunas indicaciones maternas incluyen cardiopatía, riesgo pulmonar, infección intraparto y ciertas afecciones neurológicas. Las más comunes son el agotamiento y el trabajo de parto prolongado en la segunda etapa. Sin embargo, no se ha identificado una duración máxima específica más allá de la cual todas las mujeres deben ser consideradas para el parto vaginal instrumental (American College of Obstetricians and Gynecologists , 2016).

El parto instrumental se realiza generalmente desde una estación baja o de salida. Además, el parto por fórceps o aspiración no se debe realizar de forma electiva hasta que se cumplan los criterios para un parto de salida. En estas circunstancias, el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.