Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Debe admitirse que la duración del embarazo supera los 280 días desde el último periodo menstrual con cierta frecuencia, y que cuando se prolonga mucho más tiempo se desarrollan niños grandes cuyo parto se produce generalmente tras grandes dificultades. Por tanto, cada vez que la historia menstrual de la paciente indica que ha pasado mucho más allá del décimo mes lunar y se acerca al undécimo, debemos considerar la posibilidad de inducir el parto, siempre que el examen muestre que el niño es más grande que lo usual.

—J. Whitridge Williams (1903)

El anterior pasaje de Williams muestra que los embarazos que excedían la duración normal esperada fueron problemáticos hace más de 100 años. Estos embarazos postérmino siguen siendo difíciles en la actualidad.

Los adjetivos postérmino, prolongado, posfecha y posmaduro se usan a menudo de manera indistinta para describir embarazos que han excedido una duración considerada como el límite superior dentro de lo normal. Evitamos el uso del término posfecha debido a que el problema real en muchos embarazos postérmino es “¿después de qué fechas?”. Posmaduro se reserva para el síndrome clínico fetal específico, relativamente poco común, en el que el recién nacido tiene características reconocibles que indican un embarazo patológicamente prolongado. Por tanto, nuestras expresiones preferidas para un embarazo prolongado son embarazo postérmino o prolongado.

La definición internacional de embarazo prolongado, respaldada por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) (2016b,d), es aquel que supera las 420/7 semanas, es decir, 294 días o más desde el primer día del último periodo menstrual. Es importante destacar que esto es 42 “semanas completadas”, ya que los embarazos entre 41 semanas y 1 día, y 41 semanas y 6 días, aunque están en la semana 42 no la completan como tal hasta que haya transcurrido el séptimo día. El método que utilizamos mayormente en este libro es dividir la semana 42 en 7 días, es decir, 420/7 a 426/7 semana.

EDAD GESTACIONAL ESTIMADA

La definición actual de embarazo postérmino supone que la última menstruación fue seguida por una ovulación 2 semanas después. Dicho esto, algunos embarazos pueden no ser en realidad postérmino. En cambio, el cálculo puede reflejar un error en la estimación de la edad gestacional debido a un recuerdo defectuoso de la fecha menstrual o a un retraso en la ovulación. Por tanto, las dos categorías de embarazos que alcanzan las 42 semanas completas son aquellas que en realidad pasaron las 40 semanas de la concepción, y las de gestación menos avanzada pero con una edad gestacional estimada de forma imprecisa. Incluso con fechas menstruales exactamente recordadas, todavía hay imprecisión, y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (2016d, 2017b) considera que la ecografía durante el primer trimestre es el método más preciso para establecer o confirmar la edad gestacional. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.