Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El diagnóstico de apendicitis aguda es más difícil que en otros tiempos, ya que el agrandamiento del útero hace que sea casi imposible explorar la región ilíaca derecha satisfactoriamente.

—J. Whitridge Williams (1903)

Estas palabras resumen que, durante el embarazo normal, el tracto gastrointestinal y sus apéndices experimentan notables alteraciones anatómicas, fisiológicas y funcionales. Estos cambios, que se discuten en detalle en el capítulo 4 (Tracto gastrointestinal), pueden alterar de manera apreciable los hallazgos clínicos que normalmente se utilizan para el diagnóstico y tratamiento de trastornos gastrointestinales como la apendicitis. Además, a medida que avanza el embarazo, los síntomas gastrointestinales se vuelven más difíciles de evaluar. Los hallazgos físicos a menudo están ocultos por un gran útero que desplaza los órganos abdominales y puede alterar la ubicación y la intensidad del dolor y la sensibilidad.

CONSIDERACIONES GENERALES

Técnicas de diagnóstico

Endoscopia

Los instrumentos endoscópicos de fibra óptica han revolucionado el diagnóstico y el tratamiento de la mayoría de los trastornos gastrointestinales, y son especialmente adecuados para el embarazo. La endoscopia en el embarazo se asocia con un riesgo ligeramente mayor de parto prematuro, pero es probable que se deba a la enfermedad en sí (Ludvigsson, 2017). Con la endoscopia, se pueden inspeccionar el esófago, el estómago, el duodeno y el colon (Cappell, 2011; Savas, 2014). El yeyuno proximal también se puede estudiar, y la ampolla de Vater se puede canular para realizar una colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (ERCP, endoscopic retrograde cholangiopancreatography) (Akcakaya, 2014; Fogel, 2014). Los datos preliminares sugieren que la pancreatitis posendoscópica posterior a la extracción del cálculo biliar puede tener una mayor incidencia en mujeres embarazadas (Inamdar, 2016). La experiencia en el embarazo con endoscopia con cápsula de video para la evaluación del intestino delgado sigue siendo limitada (Storch, 2006).

La endoscopia digestiva alta se utiliza para el tratamiento y el diagnóstico de varios problemas. La exploración del conducto biliar común y el drenaje se utilizan para la coledocolitiasis como se describe en el capítulo 55 (Trastornos pancreáticos). También se emplea para la escleroterapia y para la colocación de tubos de gastrostomía endoscópica percutánea (PEG, percutaneous endoscopic gastrostomy). Se han proporcionado varias revisiones concisas (Cappell, 2011; Fogel, 2014; Gilinsky, 2006).

Para la visualización del intestino grueso, la sigmoidoscopia flexible se puede usar de manera segura en mujeres embarazadas (Siddiqui, 2006). La colonoscopia es indispensable para observar todo el colon y el íleon distal para ayudar al diagnóstico y el tratamiento de varios trastornos intestinales. A excepción de la mitad del trimestre, los informes de colonoscopia durante el embarazo son limitados, pero la mayoría de los resultados indican que se debe realizar si está indicado (Cappell, 2010, 2011; De Lima, 2015). ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.