Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La sífilis es una de las complicaciones más importantes del embarazo, ya que es una de las causas más frecuentes de aborto o parto prematuro. La sífilis es la causa más común de muerte fetal en los últimos meses del embarazo y puede ser de origen materno o paterno.

—J. Whitridge Williams (1903)

La sífilis y la gonorrea se mencionaron de manera prominente en la primera edición de este libro, con especial consideración por sus efectos dañinos en el desarrollo fetal. Aunque Williams limitó su discusión a estas dos infecciones, en la actualidad, las enfermedades de transmisión sexual (STD, sexually transmitted diseases) incluyen las infecciones por clamidia y trichomona y las infecciones de STD virales, como la hepatitis B, el virus de la inmunodeficiencia humana (HIV, human immunodeficiency virus), el virus del herpes simple (HSV herpes simplex virus) y el virus del papiloma humano (HPV, human papillomavirus). De alguna forma, todo puede ser perjudicial para la madre o el feto y, por tanto, debe buscarse y tratarse de manera agresiva. En muchos casos, las terapias recomendadas se proporcionan en las pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, Centers for Disease Control and Prevention) y se enumeran en todo el capítulo.

La transmisión vertical se refiere al paso de la madre a su feto de un agente infeccioso a través de la placenta, durante el trabajo de parto o el parto, o mediante la lactancia materna. El tratamiento de la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual está claramente asociado con la mejora del resultado del embarazo y la prevención de la morbilidad perinatal. Lógicamente, la educación, la detección, el tratamiento y la prevención son componentes esenciales de la atención prenatal.

SÍFILIS

A pesar de la disponibilidad de una terapia adecuada durante décadas, la sífilis sigue siendo un problema importante tanto para la madre como para el feto. Desde 2001 hasta 2015, las tasas de sífilis primaria y secundaria han aumentado casi cada año (Centers for Disease Control and Prevention, 2016c) En 2015, en Estados Unidos, la tasa combinada de ambas mujeres fue de 1.8 casos por cada 100 000 personas (De Voux, 2017). Para la sífilis congénita, después de un nadir en 2012, las tasas también aumentaron en el año hasta alcanzar 12.4 casos por 100 000 nacidos vivos en 2015. De riesgo, las tasas más altas de sífilis congénita están relacionadas con la atención prenatal inadecuada, la raza negra o hispana y la falta de tratamiento (Su, 2016). De manera similar, la sífilis sigue siendo un problema de salud mundial importante, ya que muchos países reportan un alto número de nuevas infecciones (Newman, 2015; World Health Organization, 2012).

Patogenia y transmisión

La sífilis es causada por la bacteria espiroquetal Treponema pallidum. Las ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.