Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Preguntas de evaluación inicial

  1. ¿Cuál es la especie de Cryptosporidium que infecta al ser humano?

  2. ¿Por qué es un parásito emergente?

  3. ¿Cuál es la principal complicación en los pacientes con VIH/sida?

  4. ¿Cuáles son los síntomas más comunes en pacientes inmunocompetentes?

  5. ¿Cuál es la técnica parasitoscópica más utilizada para el diagnóstico de la cryptosporidiosis?

Los protozoarios del género Cryptosporidium fueron descritos por Tyzzer en 1907 en el estómago de ratones y reportados como C. muris. Pertenecen al phylum Apicomplexa, son microorganismos intracelulares estrictos de la superficie luminal del aparato digestivo del humano y otros animales, su desarrollo es monoxeno con reproducción asexual y sexual. Es un patógeno emergente presente en individuos inmunocompetentes y en pacientes inmunocomprometidos. La infección se adquiere por la ingesta de ooquistes que contaminan agua y alimentos, también se presenta transmisión persona-persona. La patología es la combinación de un transporte epitelial alterado y la cascada de efectos moduladores en la lámina propia. La manifestación clínica más notable es la diarrea acuosa secretora. Las manifestaciones clínicas están modificadas de acuerdo al estado inmunológico del huésped, se autolimita en pacientes inmunocompetentes y puede evolucionar a choque hipovolémico y muerte en los pacientes con inmunosupresión e inmunocompromiso. Las especies patógenas para el hombre son: C. hominis en un 70%, C. parvum un 20%, C. meleagris, C. canis y C. felis, menos del 10%. Las especies de Cryptosporidium más importantes se muestran en el cuadro 12–1.

Cuadro 12–1Especies de Cryptosporidium y sus huéspedes naturales

CARACTERÍSTICAS GENERALES Y CICLO BIOLÓGICO DEL PARÁSITO

Cryptosporidium durante su ciclo de vida presenta reproducción asexual: esquizogonia y reproducción sexual: gametogonia y esporogonia, con varios estadios. Las fases asexuales son trofozoíto, esquizonte I y II y merozoítos; las fases sexuales son micro y macrogametocitos, que se convierten en micro y macrogameto, cigoto y ooquiste con cuatro esporozoítos. Los esporozoítos y merozoítos presentan complejo apical. Las fases asexuales y sexuales son de vida intracelular, la única fase que sobrevive fuera de la célula huésped es el ooquiste (figura 12–1). La fase infectante del parásito es el ooquiste, que contiene cuatro esporozoítos desnudos, es eliminada en las heces que contaminan agua y alimentos (figuras 12–1 y 12–2). El ooquiste de pared gruesa ingresa al huésped por vía oral. En el paso a través del estómago hacia el intestino delgado el ooquiste sufre una transformación: la pared se destruye y los esporozoítos se liberan. Esto se debe a factores como ambientes reducidos, presencia de enzimas, sales biliares, estrés osmótico, agentes oxidantes, cambios bruscos de temperatura y un pH de 2.O ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.