Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Preguntas de evaluación inicial

  1. ¿Cuáles son las fases infectantes para el humano?

  2. ¿Cuál es el huésped definitivo?

  3. ¿Cuál es la prueba de referencia para el diagnóstico de toxoplasmosis?

  4. ¿Qué linfocina es la que más influye en la protección contra la toxoplasmosis?

  5. ¿Cuáles son las poblaciones en riesgo?

El agente causal de la toxoplasmosis es Toxoplasma gondii, parásito intracelular obligatorio. Nicolle y Manceaux lo aislaron por primera vez en 1908 de Ctenodactylus gondii, roedor del norte de África. Recibió el nombre por un término griego que significa arco, en virtud de la forma de media luna del parásito.

Reseña histórica

Varios aspectos de la historia de la toxoplasmosis son importantes de considerar: el primero de ellos es referente al descubrimiento del agente causal en 1908, cuando Charles Nicolle y Louis Manceux observaron al parásito en muestras de hígado y bazo de un roedor de la especie Ctenodactylus gundi; en el mismo año el médico italiano Alfonso Splendore demuestra la presencia de este microorganismo en cerebro de conejos. Un año más tarde, Nicolle le da el nombre de Toxoplasma gondii en referencia a su forma arqueada y por su presencia en el gundi. Un dato interesante señala el descubrimiento per se, en esa época se sabía de la leishmaniasis, una enfermedad por el protozoario intracelular Leishmania y que produce un padecimiento importante al humano. Cuando el médico francés Charles Nicolle es enviado a Túnez establece un laboratorio perteneciente al Instituto Pasteur de París; él junto con Louis Manceux, investigan en diferentes animales, entre ellos este roedor, y demuestran la presencia del parásito en células mononucleares, pero resultó que no se reproducía en los medios de cultivo donde normalmente Leishmania sí lo hacía, al microorganismo se le llamó Leishmania gondii. Por su parte, Splendoré en 1899, había viajado a Río de Janeiro donde asumió el puesto de director del hospital de Beneficencia Brasileña creando su laboratorio. Al trabajar con conejos para realizar sus investigaciones detecta al mismo parásito que Nicolle y Manceux habían descubierto. Cabe resaltar que al investigar a Leishmania, accidentalmente demuestran la presencia del nuevo parásito. Para determinar su capacidad infectiva Carini, otro investigar de esa época, infecta con homogenados de cerebro de conejos infectados con el protozoario a nuevos conejos produciendo de esta manera la infección. De forma controlada y experimental, por primera vez en 1937, Sabin y Olitsky logran hacer pases repetidos de Toxoplasma gondii. Su razonamiento científico fue que, si se trataba de un parásito intracelular y los virus también son intracelulares que en esa época sobrevivían mediante pases repetidos inoculando homogenados de tejidos, tal vez con T. gondii podría ocurrir lo mismo. Entonces mediante homogenados de cerebros pudieron infectar nuevos ratones por inoculación intracraneal, subcutánea e intraperitoneal. Igualmente, fue interesante darse cuenta de cómo los ratones mantenidos en una jaula adquirían la infección cuando se comían a otros infectados que convivían ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.