Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Preguntas de evaluación inicial

  1. ¿Cuál es la forma infectiva de Strongyloides stercoralis?

  2. ¿Qué fase es la que produce la parasitosis?

  3. ¿Cuáles son las fases diagnósticas?

  4. ¿En qué circunstancias se pueden encontrar larvas F3 infectivas?

  5. ¿Cuál es el último antihelmíntico evaluado en la estrongiloidosis?

La estrongiloidosis es la parasitosis causada por especies del género Strongyloides que pertenecen a la superfamilia Rhabdiasoidea, familia Strongylidae, caracterizadas por tener especies pequeñas que pueden encontrarse en el agua y en el suelo como organismos de vida libre, o bien, como en el caso del género mencionado, con especies de interés en medicina y veterinaria. La estrongiloidosis en el hombre se caracteriza por producir un cuadro de gastroenteritis de pronóstico variable, ya que puede ser una infestación leve, por lo general asintomática, o parasitosis con cuadros de enteritis o enterocolitis crónicas que, junto con fenómenos de inmunodepresión, pueden ser fatales.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL PARÁSITO

Las hembras parásitas son partenogenéticas y producen larvas que se desarrollan hasta machos y hembras de vida libre. Estos originan, a su vez, nuevas generaciones de larvas. En la figura 30–1 se muestra la porción cefálica de una larva rabditoide obtenida en un estudio coproparasitoscópico (CPS) y teñida con lugol.

Figura 30–1

Porción anterior de una larva R1 obtenida en un CPS y teñida con lugol.

Mediante estudios citológicos llevados a cabo con algunas especies de Strongyloides que parasitan a animales superiores, se demostró que los machos de vida libre participan de manera parcial en el proceso reproductivo, aunque se requieren la cópula y la penetración de los espermatozoides para que se formen los embriones de los oocitos. La fusión del núcleo masculino con el femenino no existe, por lo que al proceso se le denomina pseudogamia, y por tanto la reproducción de las hembras de vida libre se efectúa mediante partenogénesis meiótica. Las características de estos nematodos varían de acuerdo con la fase del ciclo de vida en que se encuentran.

En el ciclo de vida libre, las hembras miden 1 a 1.5 mm, son fusiformes con su extremo anterior romo, en donde se localiza la boca cercada por tres pequeños labios; la porción distal es afilada (figuras 30–2 y 30–3). El útero es del tipo anfidelfo, pues la vulva se abre a unos 70 a 100 µm por debajo de la región central y se extiende a ambos lados de la misma; se encuentra repleto de huevos larvados.

Figura 30–2

Porción anterior de una hembra de vida libre. Nótense la estructura del esófago y el útero con huevos.

Figura 30–3

Porción posterior de una hembra de vida libre. Nótense los huevos larvados igual que en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.