Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Preguntas de evaluación inicial

  1. ¿Por qué se considera a la oncocercosis como una enfermedad transmitida por artrópodos?

  2. ¿En qué órganos se presentan las manifestaciones clínicas de la oncocercosis?

  3. ¿Cuáles serían las formas infectivas del parásito para el hombre y para el vector?

  4. Indique dos procedimientos actuales de diagnóstico y dos para el tratamiento de la oncocercosis.

  5. Describa brevemente el razonamiento en el que se basan las actividades actuales de eliminación de la oncocercosis en México.

Es una enfermedad parasitaria producida por el nematodo Onchocerca volvulus y es exclusiva del hombre*. La transmiten insectos hematófagos de la familia Simuliidae. El padecimiento afecta piel y ojos y llega a producir ceguera irreversible, manifestaciones sistémicas y cambios psicológicos que repercuten en la conducta del paciente. La más grande extensión geográfica y mayor prevalencia de la enfermedad se encuentra en África, aunque existen pequeños focos endémicos en seis países latinoamericanos y en la República del Yemen, en la península arábiga.

* Agradecimientos: a todo el personal del laboratorio de helmintos tisulares por su apoyo permanente. A las autoridades de la Secretaría de Salud, tanto federales como del estado de Chiapas y, en especial, a su personal de campo (brigadas) que nos apoyaron durante muchos años para obtener la información presentada aquí.

EL PARÁSITO

Los gusanos adultos de O. volvulus son filiformes y tienen estriaciones transversales. Las hembras miden 20 a 70 cm por 270 a 400 µm, y los machos de 5 a 6 cm por 130 a 210 µm; por lo general se encuentran en nódulos subcutáneos. Las microfilarias (Mf) miden de 150 a 287 µm de largo y se distribuyen desde los nódulos a la piel y los tejidos oculares. A diferencia de las Mf de otras filarias linfáticas que infectan al hombre (Wuchereria bancrofti, Brugia timori, Loa loa), las de O. volvulus carecen de vaina, poro excretor y núcleos en el extremo caudal. Algunos datos clínicos, bioquímicos, genéticos y de otra índole hacen pensar en la presencia de varias cepas, especies o variantes de Onchocerca que causan grados diferentes de enfermedad. Por ejemplo, el padecimiento ocular es menos grave en la zona biogeográfica de la selva que en la sabana africana. Los dípteros Simulium damnosum en África, S. ochraceum en Centroamérica, S. metallicum, S. exiguum y S. guianense en Sudamérica son las especies que transmiten la enfermedad. Estos insectos tienen desarrollo holometábolo, es decir, hay huevos, larvas y pupas con hábitat acuático y adultos que vuelan.

La caracterización de la información genética de O. volvulus señala la existencia de tres genomas. El primero, nuclear, tiene 1.5 × 108 pares de bases arregladas en cuatro pares de cromosomas con alrededor de 4 000 genes. Varios de ellos, de 150 pares de bases, son repeticiones acomodadas en tandem, interrumpidas a menudo por pequeños intrones. Una gran cantidad de estos segmentos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.