Skip to Main Content

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN NORMAL

La sangre es un fluido extremadamente complejo, compuesto tanto por los elementos formes (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas) como por el plasma. Los glóbulos rojos (eritrocitos) son los elementos más comunes que la integran, transportan el oxígeno a las células del cuerpo a través de su componente principal, la hemoglobina. Los glóbulos blancos generalmente están presentes en aproximadamente 1/700 de la cantidad de eritrocitos y funcionan como mediadores de las respuestas inmunes a la infección y a otros estímulos de la inflamación. Las plaquetas son los elementos formes que participan en la coagulación. El plasma es en gran parte agua, electrólitos y proteínas plasmáticas. Las proteínas plasmáticas más importantes en la coagulación sanguínea son los factores de coagulación. Debido a que la sangre circula por todo el cuerpo, las alteraciones en la fisiología de la sangre normal, ya sean de los elementos que la constituyen o de las proteínas plasmáticas, pueden tener consecuencias adversas generalizadas.

ELEMENTOS FORMES DE LA SANGRE

Anatomía

A. Médula ósea y hematopoyesis

Si bien los elementos formes maduros de la sangre son muy diferentes entre sí tanto en su estructura como en su función, todas estas células se desarrollan a partir de una población común de células madre hematopoyéticas, que reside en la médula ósea. El proceso de desarrollo se llama hematopoyesis y representa una enorme tarea metabólica para el cuerpo. Más de 100 mil millones de células se producen cada día. Esto hace que la médula ósea sea uno de los órganos más activos del cuerpo. En los adultos, la mayor parte de la médula activa reside en las vértebras, el esternón y las costillas. En los niños, la médula es más activa en los huesos largos.

El proceso de diferenciación de células madre a eritrocitos maduros, granulocitos, linfocitos, monocitos o plaquetas se muestra en la figura 6–1. No está claro exactamente qué eventos tempranos llevaron a las células madre a dividirse en un camino particular de desarrollo, pero están claramente involucrados muchos péptidos diferentes, llamados citocinas (véase cuadro 6–1; véase también capítulo 3). Quizás debido a que los glóbulos blancos maduros tienen una vida media mucho más corta en la circulación, en la médula ósea los precursores de los glóbulos blancos por lo general superan en número a los precursores de los glóbulos rojos en una proporción de 3:1.

FIGURA 6–1

Hematopoyesis: Desarrollo de los elementos de la sangre formados a partir de las células madre de la médula ósea. Las células debajo de la línea horizontal se encuentran en la sangre periférica normal. Se muestran las principales citocinas que estimulan el linaje de cada célula para diferenciarse (CSF [colony-stimulating factor]: factor estimulante de colonias, EPO [erythropoietin]: eritropoyetina; G [granulocyte]: granulocito; IL [interleukin]: interleuquina; M [macrophage]: macrófagos; ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.