Skip to Main Content
×close section menu
Contenido del capítulo

A mis maestros, a mis colegas, a mis alumnos.

El profesor es el alumno al que a diario se le pregunta la clase y no puede decir que no se la sabe.

—Rosario Castellanos

Este libro es un homenaje permanente al maestro Fernando Latapí, fundador de la Escuela Mexicana de Dermatología, por haberme permitido ser su colaborador y discípulo, y a su esposa Clemencia, por su herencia académica. Asimismo, es un reconocimiento a la comunidad médica de México y Latinoamérica, que me ha permitido desarrollarme gracias al intercambio constante y a las siempre gratas manifestaciones de afecto.

Expreso mi agradecimiento al Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, especialmente a la Sección de Micología, a los médicos pasantes y rotantes, que son un es­tímulo importante en mi vida profesional.

Ha sido invaluable el apoyo en la supervisión técnica en temas específicos de Esperanza Ávalos-Díaz, Aureliano Castillo-Solana, Marina Romero Navarrete, María del Mar Sáez de Ocariz, Carlos García Rementería, Rosa Ma. Lacy, Héctor Leal-Silva, Eduardo D. Poletti, Heriberto Vázquez, María Elisa Vega-Memije, Julio Salas-Alanís, José Alfredo Soto Ortiz, Aline Esther Baeza Echeverría, Carmen Yris Taveras, José Antonio Guzmán Cubilla, José Fernando Barba-Flores, Daniel Asz-Sigall y Roberto Arenas, hijo.

Ninguna de las actividades que realizo sería posible sin el apoyo diario e incondicional de mi familia: Estela, Roberto y Edgardo. A todos, muchas gracias.

Gran parte de las ilustraciones son legado de la colección personal del profesor Fernando Latapí; y otras, una aportación del archivo fotográfico del Departamento de Dermatología y Sección Micología del Hospital General “Dr. Manuel Gea González”.

Finados.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.