Skip to Main Content

ÓRGANO CUTÁNEO

Generalidades

La piel, el órgano más extenso del cuerpo, es una barrera protectora contra el calor, la luz y las infecciones, que regula la temperatura corporal y almacena agua y grasa. Cuidarla es imprescindible si queremos disfrutar de una buena calidad de vida. Para ello debemos tener en cuenta aquellas condiciones ambientales que puedan afectarla, como los rayos ultravioleta del sol. Asimismo, los riesgos que implica, según numerosas investigaciones, la exposición indiscriminada a cosméticos, productos farmacéuticos u otros agentes de uso cotidiano.

Una piel sana es a menudo bella, suave, tersa, y a la vez resistente a los cambios ambientales.

En la actualidad, el cuidado de la piel en adultos mayores ha progresado a fin de prevenir el cáncer y otras enfermedades de la piel, así como para preservar su calidad general el mayor tiempo posible.

La piel resulta indispensable para la armonía sistémica del organismo. Su déficit, como ocurre en ciertas enfermedades congénitas (aplasia cutis) o en caso de grandes quemaduras, pone en peligro la vida humana.

Por otra parte, este órgano puede ser el sitio en que se expresen enfermedades internas. Muchos lo han considerado el espejo de la salud, e incluso, de las emociones, ya que muchas veces una enfermedad psíquica puede manifestarse en la piel o sus anexos: recuérdese el encanecimiento repentino de la reina francesa María Antonieta antes de subir a la guillotina. Esta anécdota, que ahora da nombre a una forma clínica de la alopecia (areata), el síndrome de María Antonieta, permite comprender la estrecha relación entre psique y epidermis.

Embriogenia

La piel se deriva del ectodermo y el mesodermo. El primero da origen a la epidermis, los folículos pilosos, las glándulas sebáceas y sudoríparas, uñas y melanocitos, mientras que el mesodermo origina el tejido conjuntivo, el músculo piloerector, los vasos y las células de Langerhans y de la dermis. La epidermis y la dermis se forman a partir del primer mes de vida intrauterina, y al quinto ya están desarrolladas. Al tercer mes se forman las uñas y los pelos, y luego las glándulas sebáceas y sudoríparas. El tejido celular subcutáneo empieza a formarse al cuarto mes, y ya está constituido entre el octavo y el noveno. Los pelos son visibles al quinto mes. Los melanocitos se derivan de la cresta neural; a la cuarta semana emigran a la piel, a la cual llegan a la décima.

Constitución anatómica

Un individuo de peso y estatura medios está cubierto de 1.85 m2 de piel, la cual pesa alrededor de 4 kg, tiene un volumen de 4 000 cm3, y mide 2.2 mm de espesor; lo anterior equivale a 6% del peso corporal total.

La piel presenta en su superficie más de 2.5 millones de orificios pilosebáceos y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.