Skip to Main Content

SINONIMIA

Acné rosácea, cuperosis.

DEFINICIÓN

Dermatosis crónica de origen desconocido y fisiopatología incierta; en la cara se localiza en nariz, mejillas, mentón y frente. Se caracteriza por un componente vascular que da lugar a un eritema persistente y accesos de tipo acneiforme que muchas veces terminan en una forma hipertrófica llamada fima y suele acompañarse de afección ocular. Los tipos clínicos son eritematotelangiectásico, papulopustular, fimatoso y ocular.

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS

La frecuencia varía de 0.1 a 1% de la consulta dermatológica. Se estima que en Estados Unidos hay 14 millones de pacientes. En Suecia afecta a 10% de la población, pero no es más frecuente en Australia, donde la exposición solar es intensa y un porcentaje alto de la población es de raza blanca. Predomina en mujeres de raza blanca de 30 a 50 años de edad, con una proporción de 3:1 a 5:1; en jóvenes afecta más a varones.

ETIOPATOGENIA

Se considera un síndrome, si bien se desconoce la causa; se ha relacionado con alteraciones de la respuesta inmune innata. Hay informes de casos familiares, predisposición genética y factores ambientales. Su presencia en áreas faciales fotoexpuestas indica influencia a exposición a la luz solar (UV), el calor y el frío, así como los episodios de rubor facial. La barrera cutánea puede estar alterada y suele haber signos de irritación.

Esta enfermedad se ha asociado con factores endocrinos (diabetes), gastrointestinales (se ha encontrado relación con úlcera gástrica o gastritis, enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa, colon irritable, sobrecrecimiento bacteriano intestinal y presencia de Helicobacter pylori), o vasculares (hipertensión, dislipidemia), psiquiátricos (depresión, ansiedad), neurológicos (migraña y demencia), alimentarios, infecciosos o seborreicos; sólo en 20% de los enfermos hay antecedentes de acné y al parecer no existe afección de las glándulas sebáceas. Se acepta que se trata de una inflamación crónica con cambios vasculares secundarios a factores subyacentes como la sustancia P, serotonina, prostaglandinas, endorfinas y encefalinas. También se invoca una expresión aberrante de catelicidinas, elevación de calicreína 5 (KLK5), actividad proteolítica y alteración de receptores Toll-2 (TLR2) que permiten la liberación de citocinas proinflamatorias; además, se señala la participación de canales potenciales de receptores transitorios asociados a los factores desencadenantes, ya que pueden activarse por alteraciones de la temperatura y ciertos alimentos (capsaicina del chile y especias, cinamaldehído en canela, citrícos, tomate y chocolate).

Las formas granulomatosas o papulopustulares pueden representar una reacción a cuerpo extraño a estructuras queratinizadas, o de hipersensibilidad al ácaro Demodex folliculorum o a Propionibacterium acnes; la sensación de picazón se relaciona con Demodex; se observa mejoría con la humectación de la piel. Se ha señalado que la presencia de blefaritis en niños predice rosácea en adultos.

Aunque los factores psicológicos no son importantes, se produce vasodilatación de origen neurológico o emocional, por lo que algunos la consideran una ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.