Skip to Main Content

DEFINICIÓN

Efectos adversos producidos en la piel por el uso terapéutico de glucocorticoides, a través de diversas vías (oral, tópica, intralesional, intramuscular). Las corticodermias pueden ser primarias (corticodaño) o secundarias (corticoestropeo), dependiendo de si existe o no una dermatosis previa.

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS

Los corticosteroides se introdujeron en 1952, y a partir de 1955 empezaron a informarse casos de corticodermias en todo el mundo; se desconoce su frecuencia real puesto que por lo general no se documentan. En México se observan en alrededor de 50% de los pacientes que se han aplicado de manera indiscriminada glucocorticoides locales.

Los corticoides sistémicos son la quinta causa de dermatosis secundarias a su administración (p. ej., acné, estrías) (fig. 16–1). Se presentan a cualquier edad, y predominan entre el segundo y tercer decenios de la vida, especialmente en mujeres. La valoración riesgo/beneficio ha llevado a posturas extremas entre usuarios, farmacéuticos y médicos, siendo los polos: “corticofóbico” (desarrollo de sentimientos y creencias negativos como miedo y rechazo respecto al uso de corticoides aplicados sobre la piel), el que priva de tratamientos benéficos y, en el caso de la “corticofilia”, a una utilización excesiva. No hay un tiempo máximo de uso que se pueda preestablecer a priori de manera ortodoxa, porque va a depender de la intensidad del cuadro, de la localización y de la potencia del corticoide.

Figura 16–1.

Estrías atróficas por glucocorticoides.

ETIOPATOGENIA

Aparece principalmente con la administración de glucocorticoides por vía cutánea o sistémica. Las reacciones están relacionadas con sus propiedades antiinflamatorias, vasoconstrictoras, antiproliferativas e inmunosupresoras.

La adición de flúor a la molécula básica de hidrocortisona en la posición 9-α otorga mayor potencia glucocorticoide, pero también mineralocorticoide. El compuesto resultante es fluorocortisona que es, a su vez, la estructura básica de la mayor parte de los esteroides tópicos fluorados. Los más usados en aplicación tópica son los fluorados: fluocinolona, fluocortolona y fluocinonida. Actualmente, de los que más se abusa son el propionato de clobetasol y valerato de betametasona. Acorde a su clasificación, los cuadros clínicos más graves y agudos se observan por el uso de corticosteroides denominados superpotentes (“ultrapotentes”, “megapotentes”, v. gr. clobetasol, halobetasol), incluso en plazos no mayores a tres semanas. Producen muchos efectos secundarios, que van en aumento por la automedicación indiscriminada o la yatrogenia; en especial por médicos no dermatólogos; originan corticodependencia (corticoadicción), es decir, la negativa a renunciar al alivio sintomático que producen.

Corticorresistencia es la menor eficacia inmediata por la aplicación local repetida. Se llama taquifilaxia a la disminución de la eficacia por el uso continuo y la necesidad de usar otro de mayor potencia y consecuentemente aparición de efectos indeseables más graves; es decir, es una mejoría rápida, pero sólo aparente porque va seguida ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.