Skip to Main Content

SINONIMIA

Golondrinos, hidradenitis supurativa, apocrinitis, acné inversa.

DEFINICIÓN

La hidrosadenitis supurativa (HS) es una enfermedad cutánea inflamatoria que afecta zonas intertriginosas donde se encuentran glándulas apocrinas ligadas al folículo pilosebáceo. Afecta principalmente axilas e ingles, periné y región perianal y se caracteriza por abscesos profundos y dolorosos que pueden unirse y formar plastrones y fístulas con exudado. Generalmente inicia en la pubertad y desaparece en la vejez. Rara vez afecta a recién nacidos.

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS

Es de distribución mundial. Predomina en los trópicos y en climas calurosos. Se presenta 1 caso por cada 3 000 adultos. Se observa en ambos sexos y a cualquier edad, aunque predomina en adultos, en obesos, y en mujeres, con relación de 2 a 5:1. Por lo común se inicia a partir de la pubertad y desaparece en la vejez. Rara vez llega a observarse en recién nacidos.

ETIOPATOGENIA

Existen antecedentes familiares en una cuarta parte de los afectados. Empieza después de la pubertad por influencia de las hormonas andrógenas sobre el desarrollo glandular, pero no se conoce bien la participación de alteraciones del metabolismo de andrógenos. Los factores predisponentes son obesidad, síndrome metabólico, acné, uso de ropa entallada, maceración, humedad, mala higiene, traumatismos y tabaquismo. Se relaciona con enfermedad de Crohn de localización perianal, así como con linfedema, pioderma gangrenoso, síndrome nefrótico y amiloidosis.

La inflamación e infección es secundaria al Staphylococcus aureus. Recientemente se ha postulado la oclusión folicular como un paso fundamental en la aparición de la enfermedad; se cree que existe una foliculitis primaria, seguida por inflamación y destrucción secundaria de la glándula apocrina, con formación de abscesos.

La secuencia del desarrollo es: hiperqueratosis y taponamiento folicular, dilatación de la unidad pilosebácea, rotura y extrusión de contenido folicular a dermis, reacción inflamatoria secundaria, llegada de células inflamatorias con liberación de citoquinas que perpetúan el proceso, inflamación crónica de la unidad pilosebácea y consecuente formación de abscesos y trayectos fistulosos.

Dicho cuadro forma parte de la tríada de oclusión folicular, donde la oclusión de los conductos es el incidente primario, después de lo cual aparece infección agregada por estafilococo (acné inverso); se caracteriza por hidrosadenitis supurativa (perineo glútea o axilar), acné conglobata, foliculitis o celulitis disecante de piel cabelluda; si se añade seno pilonidal se conoce como tétrada de oclusión folicular (cap. 2).

CUADRO CLÍNICO

Se localiza principalmente en axilas e ingles, pero puede afectar perineo, región perianal, pubis, areola y ombligo (esquemas 75–1 y 75–2). Es unilateral o bilateral y está constituida por abscesos profundos y dolorosos que pueden confluir, formar plastrones subcutáneos que a veces presentan fístulas con salida de pus amarillento y espeso, y dejar cicatrices, muchas veces deformantes (fig. 75–1); cuando hay cicatriz sobre cicatriz se conoce ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.