Skip to Main Content

SINONIMIA

Verrugas vulgares, mezquinos, verrugas planas juveniles, “ojos de pescado”.

DEFINICIÓN

Tumores epidérmicos benignos, muy frecuentes, pero poco transmisibles y producidos por el virus del papiloma humano (VPH); afectan la piel y mucosas de los niños y adultos; se caracterizan por lesiones sobreelevadas, verrugosas o vegetantes que se clasifican en planas, vulgares, plantares o acuminadas; son autolimitadas y curan sin dejar cicatriz. Son, así mismo, origen co-participativo de cánceres como el cérvico-uterino y el epidermoide cutáneo.

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS

Este trastorno figura entre las 10 dermatosis más frecuentes. Afecta a todas las razas, a ambos sexos y a personas de cualquier edad; en Alemania se ha encontrado en 7.2% de los escolares; las verrugas vulgares (70%) y planas (3.5%) predominan en niños y adolescentes, y disminuyen durante la vejez; las plantares (6.5 a 24%) y acuminadas se observan en adolescentes y adultos; estas últimas se relacionan con enfermedades de transmisión sexual. Se presentan en 5 a 27% de los casos de síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida). Puede ser una enfermedad ocupacional de carniceros (por HPV-2 y 7), con lesiones en las manos. En los receptores de trasplante aumentan desde 15% en un año hasta 85% en cinco años; en algunos casos se ha logrado revertirlas al cambiar el inmunosupresor por sirolimus.

ETIOPATOGENIA

El agente causal es un virus DNA bicatenario, con cápside icosaédrica de 72 capsómeros y de 50 a 55 nm, perteneciente a la familia Papovaviridae, grupo Papova (papilomapolioma vacuolizante) y al subgrupo papiloma. Poseen un sistema estructural de proteínas E1 a E7 responsables de la replicación de DNA e “inmortalización intraqueratinocítica”. E1 y E2 controlan transcripción de genes para replicación de DNA en la capa basal y espinosa; E4 provoca disrupción de queratina que se traduce en “coilocitosis”; E5 a E7 amplifican replicación y E6–7 depletan respuesta del huésped (TLR3 y 9, IL-8) y elaboran oncoproteínas que abaten p53. Las proteínas tardías: mayor (L1) y una menor (L2) son importantes para la unión e ingreso viral a los epitelios, para ser luego expresadas en la superficie epitelial durante la formación del virión. Se han reconocido más de 120 tipos de virus del papiloma humano, que se clasifican en cinco géneros, el género α incluye la mayor parte de tipos cutáneos y de mucosa genital y el β se relaciona con la epidermodisplasia verruciforme, como los tipos 5 y 8 que son considerados agentes biológicos con posibilidad carcinogénica. Ocasionan proliferación epitelial, son especie-específicos y sólo se replican en queratinocitos bien diferenciados. Al parecer, después de la infección permanecen latentes, para luego reactivarse. El periodo de incubación varía de semanas hasta un año.

Las verrugas se manifiestan por tumores pleomorfos con características topográficas variadas en la piel y las mucosas, pero hay especificidad de tipo viral y sitio anatómico (cuadro 113–1). De acuerdo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.