Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Puntos claves

  • La cromoblastomicosis es una micosis subcutánea ocasionada por hongos pigmentados, principalmente de los géneros Fonsecaea, Phialophora, Cladophialophora y Monophora.

  • Se considera una enfermedad ocupacional y afecta principalmente a varones y campesinos que andan descalzos o usan huaraches (sandalias).

  • Existen siete formas clínicas: verrugosa, nodular, tumoral, psoriasiforme, cicatricial, esporotricoide y elefantiásica. Se caracteriza por nódulos, verrugosidades y atrofia.

  • El principal agente causal en México es Fonsecaea pedrosoi. La forma parasitaria se presenta en los tejidos como células fumagoides o muriformes (esclerotes de Medlar).

  • El examen directo y la biopsia son los métodos de diagnóstico más accesibles. El primero se realiza a partir de escamas, fragmentos de tejido o exudados; se observan los elementos fúngicos sin necesidad de tinciones especiales.

  • El tratamiento es difícil y prolongado; lo más utilizado es el itraconazol. En casos iniciales se prefiere resección de las lesiones y, en casos recalcitrantes, combinar terapias locales y sistémicas.

El primer reporte de la enfermedad fue hecho por Carini en Brasil, al observar el agente en los pulmones y riñones de una rana en 1910*. Al año siguiente, Alexandrino de Moraes Pedroso, en Sao Paulo, observó el primer caso en humanos y lo llamó blastomicosis negra. En 1912, Emile Brumpt retomó material para su estudio a partir de dicho paciente. Dos años más tarde, Max W. Rudolph, sin describir el origen fúngico, informó un caso en Minas Gerais e Goiás, Brasil, con el nombre de “figueira”. Sin embargo, no fue hasta 1920 que Pedroso y J. M. Gomez publicaron el caso del enfermo original junto con tres casos más y, pasados dos años, E. Brumpt en su Précis de Parasitologie llamó al microorganismo causal Hormodendrum pedrosoi.

C. G. Lane y E. M. Medlar hicieron en realidad las primeras publicaciones, en Boston y en 1915; se trataba de un individuo de Nueva Inglaterra que presentaba lesiones verrugosas en un pie, y que trabajaba como estibador en barcos procedentes de Brasil. Thaxter denominó Phialophora verrucosa al hongo aislado. Medlar llamó a los elementos parasitarios sclerotic cells que, por su consistencia dura y por una deformación terminológica, se conocieron después como esclerotes. En 1922, F. Terra, M. Torres, Filho Fonseca y Arêa Leâo acuñaron el término cromoblastomicosis.

En 1927, Montpellier y Catanei estudiaron en Argelia un paciente con metástasis y designaron al hongo Hormodendrum algeriensis. Cinco años después, Maurice Charles Pierre Langeron denominó células fumagoides a los elementos parasitarios. En 1933, S. J. Wilson, S. Hulsey y colaboradores, en Texas, informaron sobre el segundo caso en Estados Unidos.

Dos años más tarde, M. Moore y F. Almeida propusieron el término cromomicosis, porque el prefijo “blasto” significa gemación. Sin embargo, Libero Ajello consideró conveniente restituir el término cromoblastomicosis, para referirse a la dermatitis verrugosa ocasionada por hongos negros.

Arturo Carrión, de Puerto Rico, describió H. compactum, en 1936; y, en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.