Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Puntos claves

  • Las prototecosis son infecciones causadas por algas unicelulares aclorófilas y ubicuas del género Prototheca.

  • Causa mastitis bovina y son factores favorecedores en humanos, diabetes, neoplasias, tratamiento con glucocorticoides, cirugía ortopédica e inmunodepresión.

  • Puede ocasionar lesiones cutáneas y subcutáneas polimorfas, tenosinovitis y bursitis o producir infección generalizada de manera oportunista.

  • El examen directo, la biopsia y el cultivo confirman el diagnóstico y los tratamientos de primera línea incluyen cirugía (cuando sea posible), anfotericina B, doxiciclina y triazoles.

  • La neumocistosis o neumonía por Pneumocystis jirovecii es un padecimiento epidémico de individuos infectados con VIH y SIDA, y con conteos celulares menores a 200 cels/mm3.

  • Se manifiesta por disnea progresiva, tos no productiva, fiebre de 38.5°C y sudoración nocturna.

  • El microorganismo puede obtenerse a partir de esputo, líquido de lavado bronquioalveolar o material de biopsia, y se identifica mediante tinciones convencionales o de preferencia, por inmunofluorescencia (cuando está disponible).

  • El tratamiento de elección continúa siendo el trimetoprim/sulfametoxazol, y, como alternativas, pueden emplearse pentamidina y la combinación de primaquina con clindamicina, entre otros.

PROTOTECOSIS

Wilhelm Krüger creó, en 1894, el género Prototheca para incluir algunos microorganismos saprofitos unicelulares y no pigmentados que se consideraban hongos y que fueron descubiertos por Zopf. Un año después, P. A. Saccardo los clasificó en forma errónea como levaduras y los colocó en Ascomycota. G. S. West, en 1916, y más tarde F. E. Frischt, los clasificaron como algas por su capacidad para producir esporas internas similares a las de algas verdes, como Chlorella. En 1952, M. Lerche describió una mastitis bovina como la primera enfermedad en animales; observó en la ordeña disminución en la producción de leche y, en su lugar, salida de un líquido seroso con natas blanquecinas. Doce años después, R. Davies, H. Spencer y P. O. Wakelin informaron sobre el primer caso de inoculación cutánea en humanos en Sierra Leona, que pudo ser causado por Prototheca (P. segbwema); se trataba de un cultivador de arroz con lesiones en un pie que se complicaron con elefantiasis. G. K. Klintworth, B. F. Fetter y H. S. Nielsen, en 1968, comunicaron la primera infección oportunista en una mujer diabética con cáncer de mama metastásico y tratada con inmunosupresores, aislando P. wickerhamii; en ese mismo año, W. B. Cooke –y cuatro años más tarde, P. Arnold y D. G. Ahearn– establecieron las características morfológicas que distinguían a Prototheca de los hongos. W. Kaplan imprimió en 1978 una de las revisiones más completas sobre el tema, y, junto con C. S. Callaway y F. W. Chandler, llevó a cabo una serie de publicaciones en las que detalló los aspectos morfológicos que diferencian esta especie de otras algas en el ámbito tisular. En 1985, R. S. Pore revisó sus aspectos taxonómicos y, nueve años después, K. J. Kwon-Chung, por estudios filogenéticos, confirmó su cercanía con algas y plantas más que con hongos.

Sinonimia

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.