Skip to Main Content

DEFINICIÓN

La ambliopía es un trastorno que afecta 1–4% de la población en general; es unilateral y en casos menos comunes bilateral. Constituye la causa más común de pérdida de visión en niños, así como de los errores de refracción (ametropías). Se trata de la inhibición selectiva del estímulo visual durante el período crítico del desarrollo, generalmente entre el primer año de vida y los 8 o 10 años. Si no se trata de forma temprana el daño será permanente ya que la inhibición produce cambios anatómicos en el núcleo geniculado lateral y la corteza occipital. La ambliopía tiene como consecuencia adversa la alteración del desarrollo de la binocularidad por afección de las interacciones entre las señales de ambos ojos, y ello provoca una disparidad visual.

Por ello, la detección y tratamiento tempranos siguen ofreciendo mejores resultados, aunque con el tratamiento apropiado es posible obtener mejoría en adultoso.

FISIOPATOLOGÍA

La pérdida visual es atribuible a la inhibición de señales neurológicas en la vía visual del ojo ambliope. Esta inhibición resulta en cambios anatómicos visibles en el núcleo geniculado lateral y en la corteza occipital.

Los cambios histopatológicos en modelos de animales incluyen adelgazamiento de las placas celulares del núcleo geniculado lateral que reciben estímulos del ojo ambliope con cambios correspondientes en la corteza occipital. Estos mismos cambios han sido encontrados en ojos ambliopes humanos.

Actualmente se han demostrado, a través de imágenes de tomografía de coherencia óptica, cambios en la retina y la coroides.

En un metaanálisis sobre cambios en el grosor coroideo en ojos ambliopes, realizado por Yanli Liu et al., se concluyó que el grosor coroideo subfoveal es mayor en ojos ambliopes que en el ojo fijador y en controles sanos. Asimismo se estudió el grosor coroideo en las regiones temporal y nasal, encontrándose mayor grosor de la región temporal en ojos ambliopes que en el ojo fijador y en ojos controles.

Christiane E. Al–Haddad et al. estudiaron el grosor de la capa de fibras nerviosas de la retina y el grosor macular en los ojos ambliopes mediante tomografía de coherencia óptica (OCT). Encontraron que el grosor macular central fue mayor en ojos con ambliopía anisometrópica que en ojos sólo anisométropes.

Chen S. et al. también observaron mediante OCT un aumento del grosor macular en ojos ambliopes en comparación con el ojo no ambliope.

Por lo general, la ambliopía es considerada una afección monocular; sin embargo, sabemos que esta patología está directamente relacionada con el desarrollo anormal de la binocularidad. Como consecuencia de un déficit en el desarrollo de las vías de conexión entre ambos ojos, se presentan, tanto en el ojo ambliope como en el preferente, alteraciones de la sensibilidad al contraste, la integración espacial, la percepción global de la movilidad, etcétera.

EXPLORACIÓN

La ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.