Skip to Main Content

OCLUSIÓN VENOSA RETINIANA

Las oclusiones venosas retinianas (OVR) se definen como alteraciones vasculares caracterizadas por engrosamiento y dilatación de las venas de la retina, debidas a un aumento de la presión intraluminal. Se presentan con mayor frecuencia en la sexta década de la vida.

La primera descripción de las características clínicas de la oclusión venosa retiniana se realizó en 1855 por Liebreich y la denominó “apoplejía retiniana”. Desde entonces, esta entidad se ha convertido en una de las más estudiadas; sin embargo, tanto su etiología como su fisiopatología siguen sin comprenderse por completo. Incluso, su prevalencia es difícil de estimar, ya que los datos publicados varían de manera importante dependiendo de la edad, el grupo étnico, las comorbilidades y el tipo de oclusión que tenga la población estudiada, pero aproximadamente varía del 0.3% al 4.42%.

Factores de riesgo y asociaciones

Existen múltiples enfermedades, tanto sistémicas como oculares que se han asociado a las oclusiones venosas, sin que esto se traduzca necesariamente en causa-efecto. (Cuadro 25–1).

Cuadro 25–1.Enfermedades asociadas a las OVR

Clasificación

  1. Oclusión de la vena central de la Retina (OVCR)

    • Variedad isquémica

    • Variedad no isquémica

  2. Oclusión de rama de vena retiniana (ORVR)

    • Variedad isquémica

    • Variedad no isquémica

  3. Oclusión venosa hemirretiniana

Oclusión de vena central de la retina

Fisiopatología

Se debe a la presencia de trombos obstructivos en la vena central de la retina cercana a la lámina cribosa, porque en esta las fenestraciones alteran la fisiología del flujo vascular, produciendo alteraciones hemodinámicas que conllevan a la disminución del flujo sanguíneo, incremento en la viscosidad y modificaciones a la pared vascular (Tríada de Virchow).

Presentación clínica

Variedad isquémica: definida como la presencia de más de 10 áreas de disco de no perfusión retiniana en la angiografía de retina con fluoresceína (FAR) (Fig. 25–1), disminución de la visión no dolorosa, insidiosa o súbita (usualmente <20/200), acompañada de dilatación y tortuosidad venosa, hemorragias intrarretinianas en forma de punto y flama en los cuatro cuadrantes, lesiones algodonosas, hiperemia y/o edema papilar y edema macular (Fig. 25–2). El 35% desarrolla algún tipo de neovascularización, 6–12% en el ángulo, y el 33% presenta glaucoma neovascular a los 3–5 ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.