Skip to Main Content

EL SECUESTRO DE LA CÉLULA

Tener acceso a una célula animal plantea un desafío formidable para los posibles invasores. Los virus, sin embargo, han desarrollado una multitud de formas para superar obstáculos celulares con el fin de ejecutar sus programas de replicación. El secuestro de los sistemas de membrana celular —incluida la membrana plasmática, las vesículas endosomales, el retículo endoplásmico (ER, endoplasmic reticulum) y el complejo de Golgi— es fundamental para el ciclo de vida de los virus animales.

El primer desafío al que se enfrenta un virus es cómo ingresar a la célula. Algunos de ellos con envoltura, como el virus del herpes, se fusionan directamente con la membrana plasmática y depositan la cápside cargada de genoma dentro de la célula. Sin embargo, una mayor proporción de virus secuestra vías endocíticas para entrar en la célula, dejando pocos rastros en la superficie celular, de los cuales las células inmunes itinerantes pueden tomar nota. En estos casos, los virus se internalizan en vesículas conocidas como endosomas y luego liberan su genoma en la célula.

Virus de la inmunodeficiencia humana (HIV, human inmunodeficiency virus) en un linfocito humano. Esta imagen de escaneo EM pseudocoloreada demuestra partículas de HIV (verde) en la superficie de un linfocito (rosa). Muchos virus, incluido el HIV, deben secuestrar los sistemas de membrana de las células para ingresar, propagarse y salir de sus células anfitrionas.

FUENTE: CDC/C. Goldsmith, P. Feorino, E. L. Palmer, W. R. McManus / Center for Disease Control and Prevention.

Otro desafío importante que enfrenta el virus es cómo replicar y producir nueva progenie viable. En años recientes, los investigadores han descubierto que los virus citoplásmicos a menudo llevan a cabo una reestructuración elaborada de las membranas de las células huésped, con mayor frecuencia la membrana del ER, para crear estructuras nuevas de tipo organelo, denominadas fábricas de virus o viroplasma. Dentro de estas fábricas de virus, las proteínas virales requeridas para la replicación se organizan en líneas de ensamblaje para la producción eficiente de nuevas partículas virales. En muchos sentidos, estas fábricas funcionan como una versión a escala reducida de los organelos celulares de los que se derivan, pero diseñadas para la producción en masa de solo un puñado de moléculas, en lugar de las miles que los ER y el complejo de Golgi producen en cualquier célula.

8.1 UNA DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA DE LA ENDOMEMBRANA

Bajo el microscopio de luz, el citoplasma de las células vivas aparece relativamente desprovisto de estructura. Desde antes del comienzo del siglo XX, el examen de secciones teñidas de tejidos animales insinuaba la existencia de una extensa red de membranas dentro del citoplasma. Sin embargo, no fue sino hasta el desarrollo del microscopio electrónico en la década de 1940 que los biólogos comenzaron a apreciar ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.