Skip to Main Content

HENRIETTA LACKS Y LA CÉLULA HELA

Henrietta Lacks tenía sólo 31 años cuando murió de un agresivo cáncer de cuello uterino en 1951, pero dejó un legado notable y duradero. Mientras Lacks estaba bajo tratamiento en el hospital Johns Hopkins, se tomó una muestra de tejido de su cáncer y se entregó a un biólogo llamado George Gey. Lacks y su familia no fueron consultados porque, en ese momento, no se requería el consentimiento de un paciente antes de proporcionar su tejido para investigación médica.

Imagen microscópica de células HeLa fijadas y teñidas contra actina (roja), microtúbulos (cian) y DNA (azul).

FUENTE: Cortesía de Tom Deerinck.

Gey había trabajado durante décadas en el establecimiento de una línea celular humana que podría proporcionar información sobre el cáncer. Sólo un año antes de recibir la muestra de Lacks, Gey había establecido un centro para el cultivo de tejidos en Johns Hopkins que incluía dispositivos hechos a mano para cultivar y estudiar las células. Una máquina, llamada tambor de rodillos, hacía girar lentamente numerosos tubos de vidrio soplado a mano, mientras los mantenía a temperatura cálida. En cada tubo, Gey colocaba una muestra de tejido y la bañaba en un caldo nutritivo que había ideado para sostener las células. Sin embargo, en tubo tras tubo, los tejidos sobrevivirían y crecerían sólo de 20 a 50 generaciones antes de morir.

No obstante, en el tubo que contenía la muestra del tumor de Lacks, Gey observó algo que nunca antes había visto. Las células crecieron en abundancia, en una gruesa capa dentro del tubo. Gey dividió las células en tubos adicionales, donde continuaron dividiéndose y creciendo. No pasó mucho tiempo antes de que Gey se diera cuenta de que había creado la primera línea celular humana inmortal, a la que llamó HeLa a partir del nombre de la paciente de la cual se derivó.

Desde su creación en la década de 1950, las células HeLa se han utilizado para más de 74 000 estudios de investigación en todo el mundo. Sin embargo, el hecho de que nunca se haya otorgado permiso para el uso científico de las células de Lacks ha planteado numerosas cuestiones éticas difíciles que apenas se han comenzado a abordar recientemente. Por ejemplo, en 2013, la controversia rodeó el lanzamiento público del genoma HeLa recientemente secuenciado debido a las preocupaciones de privacidad de los descendientes de Lacks. Las discusiones entre los representantes de los Institutos Nacionales de Salud y la familia de Lacks llevaron a la creación de un grupo, que incluye a los miembros de la familia Lacks, que proporcionaría un acceso controlado a los datos genómicos.

16.1 PROPIEDADES BÁSICAS DE UNA CÉLULA CANCEROSA

El cáncer es una enfermedad genética porque se puede rastrear hasta alteraciones dentro de genes específicos, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.