Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En este capítulo se describe la atención inicial de los recién nacidos (RN) prematuros <1 000 g de peso al nacer. Muchos aspectos de la atención de los RN con peso extremadamente bajo al nacer (ELBW, extremely low birthweight) son controversiales y cada institución debe desarrollar su propia filosofía y técnicas para el tratamiento. Es primordial seguir las prácticas de la propia institución. Este capítulo ofrece guías que los autores han considerado útiles para estabilizar y atender a los RN muy pequeños.

I. TRATAMIENTO EN LA SALA DE EXPULSIÓN

  1. Ética/consulta. El neonatólogo y otros miembros del equipo de atención médica deben hacer todos los esfuerzos para entrevistarse con la familia antes del parto para hablar sobre las opciones terapéuticas para el lactante con ELBW. La asesoría debe incluir pláticas con los padres sobre la tasa de supervivencia y las complicaciones a corto y largo plazo basadas en estadísticas de la institución y la calculadora Neonatal Research Network del National Institute of Child Health and Human Develoment (NICHD). Es crucial la comunicación sobre las opciones terapéuticas para un RN de 22 a 24 semanas de gestación. La bioética neonatal se describe con detalle en el capítulo 23. La consulta también debe incluir recomendaciones al obstetra (OB) respecto a esteroides prenatales (cap. 117) y magnesio como neuroprotector.

  2. Reanimación

    1. Pinzamiento tardío del cordón. Pedir al obstetra que retrase 30 a 60 s el pinzamiento del cordón, a menos que haya contraindicaciones maternas o neonatales, o puede considerarse la ordeña del cordón (recomendaciones de la American Academy of Pediatrics y del American College of Obstetricians and Gynecologists).

    2. Termorregulación. Considerar el aumento de la temperatura ambiental de la sala a 25°C o 26°C. El uso de una envoltura de polietileno justo después del nacimiento previene la pérdida de calor del RN. Además, una almohadilla térmica colocada bajo cobertores tibios y un gorro proporcionan calor adicional y ayudan a estabilizar al RN para su transporte. La envoltura se retira y el RN se seca después de haber sido colocado en un ambiente con neutralidad térmica en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, neonatal intensive care unit) con estabilización de la temperatura del RN.

    3. Apoyo respiratorio. En años recientes se ha cuestionado el uso de oxígeno (O2) en la reanimación. Se requieren 7 a 10 min para que la saturación de la oxihemoglobina aumente a 90% después del nacimiento. El Neonatal Resuscitation Program recomienda la disponibilidad de la oximetría de pulso y O2 mezclado para la reanimación, iniciando con una fracción de oxígeno inspirado (FiO2) del 30% y un protocolo de saturación baja. Para RN que requieren intubación se recomienda el factor tensioactivo; sin embargo, para los que respiran en forma espontánea esta medida es controversial. Si el RN respira por sí mismo y tiene una frecuencia cardiaca >100 latidos por minuto (lpm), debe iniciarse la presión positiva continua ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.