Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Antes de la década de 1980, era frecuente considerar que los recién nacidos (RN) prematuros no tenían la capacidad de neurodesarrollo para percibir dolor. Esto dio como resultado una grave falta de tratamiento del dolor en el RN durante su estancia hospitalaria. Ahora se sabe que estos pacientes cuentan con las conexiones neuroanatómicas para sentir dolor, y de hecho presentan un mayor grado de sensibilidad ante el dolor en comparación con niños y adultos. En la actualidad los recién nacidos están sujetos a múltiples procedimientos dolorosos, en especial los que tienen mayor prematuridad. Aunque en los últimos 20 años se han hecho avances en la neonatología para comprender el dolor, sigue siendo un reto valorar y tratar con eficacia los diferentes tipos de dolor que se presentan en la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, neonatal intensive care unit). Un estudio reciente reveló que existe una tendencia mundial hacia la falta de tratamiento neonatal y que se debe poner más atención a la prevención, valoración y tratamiento del dolor. Los países que cuentan con guías aceptadas para el tratamiento del dolor (como Francia, Suecia, y Holanda) se desempeñan mejor en este tipo de tratamiento que los países que no cuentan con ello. La American Academy of Pediatrics (AAP) actualizó recientemente sus recomendaciones para el manejo de procedimientos dolorosos en RN. Estas recomendaciones incluyen:

  1. Cada institución que atiende a RN debe implementar un programa de prevención del dolor que incluya guías escritas para un plan escalonado de prevención y tratamiento del dolor.

  2. Las herramientas validadas para valoración del dolor neonatal se deben aplicar antes, durante y después de los procedimientos que provocan dolor.

  3. Las estrategias no farmacológicas disminuyen las calificaciones de dolor durante los procedimientos cortos que provocan dolor leve a moderado, y deben implementarse. Estas incluyen decúbito lateral con las piernas flexionadas, lactancia materna o administrar leche materna extraída, succión sin fines alimenticios, estimulación sensorial y otras.

  4. Las soluciones orales de sacarosa/glucosa son eficaces para los procedimientos que causan dolor leve a moderado, ya sea solas o combinadas con otras estrategias para aliviar el dolor. Si se utilizan, estas soluciones se deben considerar como fármacos.

  5. Es necesario que el personal médico sopese los beneficios y costos cuando recurra a métodos de tratamiento farmacológicos. Es importante recordar que algunos fármacos pueden aumentar la hipotensión y la depresión respiratoria que se presentan con el uso de opioides. Se debe tener precaución cuando se administren nuevos fármacos con los cuales no existan datos de uso en RN.

  6. Todo el personal médico debe recibir educación continua relacionada con el reconocimiento, valoración y manejo del dolor.

  7. Se requiere más investigación en esta área.

Algunos sugieren que el dolor sea considerado el quinto signo vital, de tal forma que cada que se tomen los signos vitales, se registre la valoración del dolor.

I. FISIOLOGÍA DEL DOLOR EN EL RECIÉN NACIDO

  1. Definición. La International ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.