Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La Desfibrilación y cardioversión son procedimientos que implican el suministro de una descarga eléctrica controlada al corazón a través de la pared torácica y que se utiliza para la terminación rápida de una taquiarritmia (ritmo anormalmente rápido que se origina de las aurículas o ventrículos), que no responde al tratamiento inicial o que ocasiona compromiso cardiovascular del paciente (perfusión sistémica inadecuada). El tratamiento inicial consiste en la corrección de los trastornos metabólicos, uso de maniobras vagales como la estimulación del tono vagal que reduce la frecuencia cardiaca (p. ej., reflejo de inmersión, bolsa llena de hielo y agua fría aplicada a toda la cara por 15 a 30 s sin obstruir la vía respiratoria, estimulación rectal con un termómetro, doblar las piernas llevando las rodillas al tórax por 15 a 30 s), uso de fármacos (adenosina, digoxina, propranolol, verapamilo, amiodarona, procainamida, lidocaína o sulfato de magnesio) o marcapaso transesofágico. Es mejor intentar estas maniobras o el tratamiento médico si se dispone de acceso intravenoso. Las arritmias neonatales son poco comunes y la mayor parte de los casos se tratan con estas medidas iniciales.

Los desfibriladores disponibles pueden suministrar dos modos de choque eléctrico: sincronizado y no sincronizado. Los choques eléctricos sincronizados son de dosis baja y se utilizan para la cardioversión. Los choques no sincronizados tienen dosis más altas y se utilizan para desfibrilación. Se recomienda la valoración por un cardiólogo pediatra para todo recién nacido (RN) con taquiarritmias.

I. INDICACIONES

  1. Cardioversión (suministro de energía sincronizada sobre el complejo QRS)

    1. Pacientes inestables con taquiarritmias que tienen un ritmo con perfusión, pero con datos de hipoperfusión, insuficiencia cardiaca o hipotensión (signos de compromiso cardiovascular). Las taquiarritmias apropiadas para cardioversión incluyen:

      1. Taquicardia supraventricular o taquicardia ventricular, pulso e hipoperfusión.

      2. Taquicardia supraventricular con estado de choque y sin acceso vascular.

      3. Flúter auricular con estado de choque.

      4. Fibrilación auricular con estado de choque (muy poco común en RN).

    2. Cardioversión programada en RN con taquicardia supraventricular estable (SVT, supraventricular tachycardia), taquicardia ventricular (VT, ventricular tachycardia) o flúter auricular (buena perfusión tisular y pulso) que no responden a otros tratamientos. Esto siempre se realiza bajo supervisión estrecha del cardiólogo pediatra. Antes de la cardioversión se recomienda aplicar sedación y obtener un electrocardiograma de 12 derivaciones.

  2. Desfibrilación (suministro aleatorio de energía eléctrica, asincrónica con el ciclo cardiaco). Se utiliza en el paro cardiaco sin pulso con un ritmo susceptible de tratamiento con descarga eléctrica (VT y fibrilación auricular) y durante la reanimación cardiopulmonar (CPR, cardiopulmonary resuscitation) pero no en la asistolia o en la actividad eléctrica sin pulso (PEA). La causa más común de arritmia ventricular en el RN es el desequilibrio electrolítico. La desfibrilación no interrumpirá la arritmia en estos pacientes. Se recomienda la desfibrilación y es el tratamiento más eficaz para fibrilación ventricular documentada y la taquicardia ventricular sin pulso.

II. EQUIPO

  1. Desfibrilador externo manual (en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.