Skip to Main Content

I. INDICACIONES

  1. Hiperbilirrubinemia no conjugada. La exanguinotransfusión (ET) se realiza con mayor frecuencia en recién nacidos (RN) con hiperbilirrubinemia de cualquier causa, cuando la concentración sérica de bilirrubina llega o rebasa un nivel que pone al RN en riesgo de toxicidad del sistema nervioso central (cap. 63 y 99). Por lo general se recomiendan las exanguinotransfusiones de doble volumen (DVET, double-volume ET), toman entre 50 a 70 min para eliminar y reducir la bilirrubina sérica. La eficacia de la eliminación de la bilirrubina es mayor en los intercambios a un ritmo más lento para dar tiempo al equilibrio de la bilirrubina extravascular e intravascular. La American Academy of Pediatrics (AAP) tiene recomendaciones para las indicaciones de exanguinotransfusión por hiperbilirrubinemia no conjugada (fig. 99–3).

  2. La enfermedad hemolítica del recién nacido (HDN, hemolytic disease of the newborn) se debe a la destrucción de los eritrocitos fetales por la adquisición pasiva de anticuerpos maternos. La exanguinotransfusión ayuda a eliminar los eritrocitos cubiertos con anticuerpos y los remplaza con eritrocitos del donador sin anticuerpos que carecen del antígeno sensibilizador, lo que prolonga la supervivencia eritrocítica intravascular. También reduce una concentración de bilirrubina que puede ser tóxica, resultado de la destrucción de los eritrocitos por los anticuerpos. Ya se demostró que la administración de inmunoglobulina intravenosa (IVIG, intravenous immunoglobulin) reduce la necesidad de exanguinotransfusión en RN con enfermedad hemolítica del recién nacido causada por incompatibilidad Rhesus (Rh) o ABO, y la AAP la recomienda si la concentración sérica de bilirrubina total asciende durante la fototerapia intensiva o si está a 2 o 3 mg/100 ml del nivel para exanguinotransfusión. Una revisión Cochrane reciente (2018) considera que se necesitan más estudios antes de recomendar el uso de IVIG para el tratamiento de la HDN aloinmunitaria.

  3. Anemia grave (normovolémica o hipervolémica) que causa insuficiencia cardiaca congestiva, como en la hidropesía fetal, o anemia posthemorrágica fetomaterna o fetofetal crónica, cuyo mejor tratamiento es la exanguinotransfusión parcial (PET, partial ET) usando paquetes globulares.

  4. Síndrome de policitemia/hiperviscosidad El mejor tratamiento es la PET con solución salina normal, la cual se prefiere porque reduce tanto la policitemia como la hiperviscosidad de la sangre circulante del lactante. Una revisión Cochrane (2010) señala que “no hay beneficios significativos demostrados clínicamente en el corto o largo plazo con la PET en RN con policitemia que están en buen estado clínico o tienen síntomas menores derivados de la hiperviscosidad. La PET puede aumentar el riesgo de enterocolitis necrosante (NEC, necrotizing enterocolitis). Los riesgos y beneficios de la PET no están claros”.

  5. Otras indicaciones menos frecuentes

    1. Trastornos metabólicos que causan acidosis grave o hiperamonemia (acidemia orgánica, hiperamonemia).

    2. Trombocitosis extrema

    3. Leucemia congénita. La exanguinotransfusión es efectiva para mejorar la hiperleucocitosis.

    4. Septicemia neonatal. Estudios recientes indican que la tasa de mortalidad fue menor (36%) en RN con choque séptico tratados con exanguinotransfusión que con el tratamiento estándar (51%). En RN <1 000 g con septicemia grave, la DVET se relacionó con un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.