Skip to Main Content

I. INDICACIONES

  1. Para obtener líquido peritoneal con fines diagnósticos a fin de determinar la causa de la ascitis. La ascitis es una cantidad excesiva de líquido en la cavidad peritoneal; en el recién nacido suele tener origen urinario, biliar o quiloso. Puede haber otras causas, pero son poco comunes.

    1. Ascitis urinaria. Es ocasionada por perforación del uréter, pelvis renal o vejiga (a menudo causada por obstrucción distal de las vías urinarias y acumulación proximal de presión). La causa neonatal más común son las válvulas uretrales posteriores. Causas poco comunes: ureterocele, estenosis ureteral o uretral, cloaca persistente, vejiga neurógena, seno urogenital, síndrome nefrótico congénito, obstrucción del cuello vesical y trombosis de la vena renal.

    2. Ascitis biliar. Ocasionada por perforación del árbol biliar extrahepático (el sitio más común es en la unión del conducto hepático con el conducto cístico), lesión de los conductos biliares o quistes de colédoco.

    3. Ascitis quilosa. Por lo general idiopática. Las causas incluyen: ascitis quilosa congénita (más a menudo causada por malformación del conducto linfático que ocasiona obstrucción o drenaje inadecuado del sistema linfático intraabdominal), “fuga de conductos linfáticos”, linfangiectasias, compresión externa (malrotación, intususcepción, quiste mesentérico, hernia encarcelada), complicaciones después de cirugía neonatal y otras.

    4. Ascitis hepatocelular. Puede ser causada por hepatitis neonatal, hepatitis viral, deficiencia de α1-antitripsina, fibrosis hepática congénita, tesaurismosis, síndrome de Budd-Chiari o trombosis hepática/de la vena porta.

    5. Ascitis pancreática. Por lo general causada por traumatismos, infecciones, lesiones anatómicas, seudoquiste pancreático congénito.

    6. Causas gastrointestinales de ascitis. Cualquier perforación del tubo digestivo: enterocolitis necrosante con perforación/peritonitis, peritonitis meconial, perforación del divertículo de Meckel, atresia, malrotación, vólvulo, gastrosquisis, onfalocele, después de cirugía abdominal o intususcepción. La peritonitis en recién nacidos más a menudo se asocia con perforación de tubo digestivo.

    7. Infecciones. Más a menudo de tipo congénito (citomegalovirus [CMV], toxoplasmosis, sífilis y otras) pero también de origen micótico (más común Candida albicans), viral (parvovirus, enterovirus) o infecciones bacterianas (tuberculosis, salmonella).

    8. Metabolopatías congénitas. Glucogenosis, tesaurismosis lisosómicas y la galactosemia pueden causar ascitis. Los ejemplos incluyen enfermedad infantil por depósito de ácido siálico libre (ISSD), enfermedad de Salla, gangliosidosis GM1, enfermedad de Gaucher y deficiencia de α1-antitripsina.

    9. Cardiopatías. Insuficiencia cardiaca congestiva, arritmias, obstrucción de las cavidades derechas del corazón.

    10. Causas cromosómicas. Síndrome de Turner y trisomía 21.

    11. Yatrógenas. Puede ocurrir por la presencia de líquido proveniente de un catéter venoso central o por extravasación intraperitoneal de líquidos provenientes de un cateterismo de la vena umbilical (relacionada con perforación), perforación gástrica por sonda gástrica.

    12. Hemoperitoneo (ascitis sanguinolenta). Poco común, pero puede ser no traumática (hepatoblastoma), secundaria traumatismo durante el parto (hepático, esplénico, suprarrenal) o por rotura de un órgano interno. El traumatismo esplénico puede asociarse con coagulopatía de consumo.

  2. Como procedimiento terapéutico para aliviar la presión y favorecer la ventilación en pacientes con compromiso cardiorrespiratorio. Ejemplos incluyen extracción de líquido peritoneal por ascitis masiva o aire por neumoperitoneo.

II. EQUIPO

Campos estériles, guantes estériles, desinfectante tópico (p. ej., solución de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.