Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

Ocurre gestación múltiple cuando existe más de un feto durante el embarazo.

II. INCIDENCIA

Para el año 2017, la tasa general de embarazo gemelar fue de 33.3 en 1 000 nacidos vivos y la tasa de trillizos o de un número mayor de productos en embarazo fue de 101.6 en 100 000 nacidos vivos en Estados Unidos. Entre 1980 y 2009, la tasa de embarazo gemelar se incrementó 76% (18.9 a 32.2 por 100 nacidos vivos) y ha tenido un incremento lento desde entonces. La tasa de embarazos triples se incrementó con mayor rapidez, con un incrementó de 400% durante las décadas de 1980 y 1990, con su máximo en 1998. La tasa de embarazos triples y de un mayor número de productos disminuyó de 46% en 1998 cuando alcanzó su máximo hasta la fecha. La incidencia de embarazos múltiples probablemente se subestime. Menos de la mitad de los embarazos gemelares diagnosticados por ecografía durante el primer trimestre terminaron en un parto gemelar, un fenómeno que se ha denominado desaparición del mellizo. Pueden identificarse dos sacos gestacionales por ecografía hasta la sexta semana de gestación. Además, la detección sistemática de α-fetoproteína (AFP) materna puede identificar embarazos múltiples en una edad gestacional temprana. Casi 33% de los mellizos en Estados Unidos son monocigotos. La incidencia de embarazo gemelar monocigoto es constante en tres a cinco por 1 000 embarazos, mientras que las tasas de embarazos gemelares dicigóticos varia de cuatro a 50 por 1 000 embarazos.

III. FISIOPATOLOGÍA

La clasificación placentaria y la determinación de la cigosidad son importantes para la fisiopatología de los mellizos.

  1. Clasificación. El examen de la placenta brinda la oportunidad singular de identificar del 66% a 75% de mellizos monocigotos al nacimiento.

    1. La placentación gemelar se clasifica con base en el disco placentario (única, fusionada o separada), el número de corion (monocoriónico o dicoriónico) y el número de amnios (monoamniótico o diamniótico) (fig. 107–1).

    2. Los mellizos heterosexuales (dicigóticos seguros) tienen una placenta dicoriónica.

    3. Los mellizos monocoriónicos casi siempre son del mismo sexo. Todos los mellizos monocoriónicos parecen ser monocigotos. En 70% de los embarazos gemelares monocigotos, las placentas son monocoriónicas y existe la posibilidad de que se compartan circulaciones fetales. Menos de 1% de los embarazos gemelares son monoamnióticos.

  2. Complicaciones placentarias. Los embarazos gemelares se asocian con incremento en la frecuencia de anomalías placentarias y de sus anexos, por ejemplo, una arteria umbilical única o inserción marginal o velamentosa del cordón (seis a nueve veces más común con el embarazo gemelar). El cordón es más susceptible a traumatismo por torsión. Los vasos cerca de las inserciones a menudo no están protegidos por jalea de Wharton y son especialmente propensos a la trombosis cuando ocurre compresión o torsión. El sufrimiento fetal durante el parto por compresión del cordón y la hemorragia fetal relacionada con vasa previa son problemas potenciales ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.