Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

La taquipnea transitoria del recién nacido (TTN, transient tachypnea of the newborn) es un síndrome de dificultad respiratoria benigno y limitado de los recién nacidos (RN) a término y prematuros tardíos relacionado con la eliminación tardía del líquido pulmonar. La dificultad aparece poco después del nacimiento y casi siempre se resuelve en tres a cinco días. Los sinónimos incluyen síndrome de pulmón húmedo, síndrome de dificultad respiratoria (RDS, respiratory distress syndrome) tipo II, RDS transitorio, síndrome de líquido retenido neonatal y dificultad respiratoria inexplicable benigna en el RN.

II. INCIDENCIA

Es el trastorno respiratorio perinatal más frecuente y causa 40% de los casos de dificultad respiratoria después del nacimiento. La incidencia varía en las publicaciones médicas desde 4 hasta 11 casos por 1 000 nacidos vivos de embarazo único.

III. FISIOPATOLOGÍA

Se cree que la resorción tardía del líquido de los pulmones es el mecanismo central de la TTN. El líquido pulmonar inhibe el intercambio gaseoso, lo que aumenta el trabajo respiratorio. La taquipnea se activa para compensar esto. Se produce hipoxia debido a los alveolos mal ventilados. Participan los siguientes factores:

  1. Volumen de líquido alto en las vías respiratorias

    1. Conductos de sodio sensibles a amilorida desactivados/inmaduros. Durante la gestación, el epitelio pulmonar secreta de manera activa líquido y cloro hacia los espacios aéreos. Durante el trabajo de parto se libera un máximo de catecolaminas fetales (adrenalina, glucocorticoides) y los pulmones cambian de secreción activa de cloro y líquido a la absorción activa de sodio. Sin embargo, cuando los conductos de sodio están desactivados o son inefectivos durante el trabajo de parto, esto genera un mayor volumen de líquido pulmonar al nacer, lo que reduce la función respiratoria posnatal. Los RN nacidos por cesárea electiva tienen mayor riesgo de TTN, ya que no se exponen al estrés durante el trabajo de parto (catecolaminas).

      Cualquiera que sea el mecanismo causante del líquido que permanece en el pulmón al nacer, la presión transpulmonar creada durante la inspiración es el principal origen de la aireación pulmonar directa y la eliminación del líquido pulmonar (segundos). La presión desplaza la columna de líquido en sentido distal hacia el alveolo, donde se transfiere en forma pasiva a través de la membrana hacia el intersticio. A continuación, el líquido del intersticio se absorbe de modo gradual a los vasos linfáticos y sanguíneos (horas), lo que genera una presión positiva temporal en el intersticio. La función del transporte de sodio activado desde el alveolo al intersticio después del nacimiento es impedir que el líquido regrese al alveolo como consecuencia de la presión positiva en el intersticio.

    2. Contracciones uterinas. Los RN nacidos por cesárea electiva no experimentan la salida de líquido pulmonar por la tráquea causada por las elevadas presiones transpulmonares derivadas de las contracciones uterinas. Los RN nacidos por cesárea o parto en presentación pélvica no padecen la flexión del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.