Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

Los enterovirus (EV) y los parechovirus (HPeV) forman parte de un grupo grande de patógenos virales, representados por dos diferentes géneros de la familia Picornaviridae. Todos portan una cadena de RNA, ribonucleic acid) envuelta por una cápside de polipéptidos individuales distintos. Las proteínas de la cápside confieren antigenicidad y facilitan la transferencia del RNA al interior de las células de hospedadores recién infectados.

  1. Enterovirus. Por lo regular, el género de los EV se integraba con cinco grupos, cada uno con una patogenicidad humana bien establecida: coxsackie A, coxsackie B, echovirus, enterovirus 68 a 71 y poliovirus. La nueva clasificación (basada en la estructura genómica de los virus) agrupa a los EV distintos del poliovirus en cuatro especies: EV humanos de los tipos A, B, C y D. Aunque se reclasificaron ya, muchos especialistas usan aún los nombres originales.

  2. Parechovirus. El género de los HPeV humanos (HPeV, human parechoviruses) incluye por lo menos 16 tipos virales. HPeV1 y HPeV2 se clasificaban antes como echovirus 22 y 23, respectivamente. Los HPeV (en particular HPeV3) intervienen en enfermedades graves del RN, entre ellas septicemia, meningoencefalitis con secuelas de largo plazo o hepatitis y coagulopatía. Resulta interesante que la enfermedad grave que afecta al sistema nervioso central (SNC) esté vinculada en la mayoría de los casos con marcadores inflamatorios normales y pleocitosis leve en el líquido cefalorraquídeo (LCR), o ausencia de ésta.

II. INCIDENCIA

  1. Enterovirus. Los enterovirus (EV) se distribuyen en todo el mundo y producen patologías de gravedad variable en los seres humanos, desde coriza leve hasta padecimientos multisistémicos que ponen en riesgo la vida. Las infecciones por EV poseen cierta variación estacional; su incidencia se incrementa durante el verano y el otoño en zonas templadas, pero hay escasa variabilidad estacional en áreas tropicales.

    Las infecciones por EV se transmiten por vía fecal-oral y a través de las vías respiratorias. En los recién nacidos (RN), el contagio puede ocurrir a través de la placenta, en el periodo perinatal y quizá por la leche materna. Por lo general, los periodos de incubación oscilan entre tres y seis días. Todos los subgrupos de EV se relacionan con brotes originados en salas neonatales y unidades de cuidados intensivos neonatales (NICU, neonatal intensive care unit). Las infecciones por enterovirus carecen de un registro nacional y se desconoce su incidencia actual entre RN. Sin embargo, el National Enterovirus Surveillance System (NESS) es un registro de vigilancia pasiva que ha recolectado datos de laboratorio sobre los tipos de EV y HPeV en Estados Unidos desde la década de 1960. Entre 2009 y 2013, el NESS registró 2 724 muestras de 2 532 pacientes con resultados positivos para identificar EV y HPeV; 39% correspondió a niños menores de un año de edad y el virus coxsackie A6 (CVA6, coxsackie A6 virus) fue el tipo más notificado en general. Los serotipos más comunes relacionados con ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.