Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

Los virus del herpes simple (HSV, herpes simplex viruses) 1 y 2 (HSV-1 y HSV-2) poseen una molécula de DNA bicatenario y envoltura. Son parte de la familia Herpesviridae, la cual también incluye al citomegalovirus, virus de Epstein-Barr, virus de la varicela-zóster y los virus del herpes humano (HHV, human herpes viruses) 6 y 7. Las infecciones por HSV figuran entre las enfermedades virales humanas más prevalentes.

II. INCIDENCIA

Se calcula que la incidencia de las infecciones neonatales por HSV oscila entre 1 en 2 000 y 1 en 3 000 nacimientos. En 2014, las seroprevalencias de HSV-1 y HSV-2 en mujeres embarazadas en Estados Unidos se aproximaron a 59.3% y 21.1%, de manera respectiva.

III. FISIOPATOLOGÍA

El HSV entra al hospedador humano a través de la inoculación de las mucosas oral, genital o conjuntiva o por roturas en la piel. Infecta las terminales de los nervios sensoriales y después se desplaza por flujo retrógrado axonal a los ganglios de las raíces dorsales, donde permanece durante toda la vida del hospedador. Se distinguen dos subtipos serológicos mediante pruebas antigénicas y serológicas: HSV-1 (que afecta casi siempre la cara y la piel arriba de la cintura) y HSV-2 (que invade los genitales y la piel debajo de la cintura). Tres cuartas partes de las infecciones neonatales por herpes son secundarias a HSV-2. Sin embargo, el HSV-1 puede provocar herpes genital materno en 9% de los casos y la tasa parece estar en aumento (p. ej., HSV-1 es el principal serotipo causante de enfermedad neonatal en Australia). Los recién nacidos (RN) pueden infectarse por HSV de tres formas distintas: en el útero, durante el parto o después del nacimiento. La mayor parte de las infecciones (85%) ocurre en el periodo intraparto; el virus puede ascender y llegar al feto a través de las membranas rotas (para ello se considera crítico un lapso de 4–6 h) o infectarlo durante su paso a través del cuello uterino o la vagina. Otro 10% de los RN infectados adquiere el virus en el periodo posnatal (p. ej., cuando algún portador con propagación viral activa besa al RN). El 5% restante de los contagios tiene lugar dentro del útero, a través de la placenta, y sólo en mujeres con infección por HSV primaria. Por lo general, este virus está vinculado con infartos placentarios y funisitis necrosante y puede ocasionar abortos, anomalías congénitas, parto de pretérmino o restricciones del crecimiento fetal. El periodo de incubación es de dos a 20 días. Se reconocen tres patrones generales de infección neonatal por HSV: enfermedad localizada en piel, ojos y boca (SEM, skin, eyes and mouth); enfermedad del sistema nervioso central (SNC) (con o sin compromiso de SEM); y enfermedad diseminada (que también puede incluir signos de los primeros dos grupos). La enfermedad materna se clasifica como un primer episodio o infecciones recurrentes...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.