Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

El parvovirus humano B19 (B19V) es un virus de DNA pequeño, monocatenario y sin cubierta que pertenece a la familia Parvoviridae, género Erythrovirus.

II. INCIDENCIA

La infección por B19V es común en todo el mundo. Se presenta sobre todo en niños de edad escolar en quienes su principal manifestación es el eritema infeccioso (también conocido como quinta enfermedad). La infección en adultos puede ser asintomática o provocar en ocasiones un síndrome de poliartropatía o petequial, papular y purpúrico de manos y pies. La prevalencia de anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG) dirigidos contra B19V varía de 15% a 60% en niños de seis a 19 años de edad. Cerca de 35% a 45% de las mujeres en edad reproductiva no cuenta con anticuerpos IgG contra B19V y por tanto es susceptible a la infección primaria. La incidencia de la infección aguda por B19V en el embarazo es de 3.3% a 3.8%. Las tasas de seroconversión anual en mujeres embarazadas en Estados Unidos varían de 1% a 1.5%. El periodo de incubación es de cuatro a 14 días, pero puede llegar hasta los 21 días.

III. FISIOPATOLOGÍA

La patogenia de la infección por B19V se relaciona con su afinidad por las células eritropoyéticas. La infección y lisis de estas células hacen que el B19V sea un potente inhibidor de la hematopoyesis. El receptor celular para B19V es un globósido o antígeno P que se encuentra en las células eritropoyéticas, sinovia, tejido placentario, miocardio fetal y células endoteliales. La aplasia eritrocítica relacionada con B19V se acompaña de apoptosis mediada por caspasa de los precursores eritrocíticos. Por lo general, la infección por B19V se adquiere por gotitas respiratorias, aunque también puede transmitirse por la sangre o hemoderivados y de manera vertical de la madre al feto. En niños y adultos, la viremia se presenta dos días después de la exposición y alcanza su máximo en casi una semana. Durante la fase de replicación viral y diseminación, el paciente se encuentra por lo regular asintomático. Cuando aparece el exantema característico (apariencia de “mejillas abofeteadas” en la cara y exantema eritematoso con “aspecto de encaje” en el tronco y las extremidades) o las artralgias, el paciente ya no transmite la infección. Los síntomas del síndrome papular purpúrico de manos y pies pueden aparecer junto con viremia y antes del desarrollo de una respuesta de anticuerpos, y los pacientes afectados se deben considerar infecciosos. Los síntomas durante el embarazo son inespecíficos e incluyen un síndrome semejante a la gripe (influenza) con fiebre de bajo grado, dolor faríngeo, malestar generalizado y cefalea. El feto se puede infectar durante la etapa de viremia materna. Dada la eritropoyesis activa del feto con un periodo de vida eritrocítico acortado, puede desarrollarse una anemia fetal importante, insuficiencia cardiaca de gasto alto e hidropesía fetal. La miocarditis, y con menos frecuencia la infección hepática fetal, puede contribuir ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.