Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

La toxoplasmosis es causada por Toxoplasma gondii, un protozoario y parásito intracelular obligado capaz de causar infección intrauterina (parte de las infecciones TORCH [toxoplasmosis, otras infecciones, rubéola, citomegalovirus, virus del herpes simple]; véase el cap. 148).

II. INCIDENCIA

La incidencia de la toxoplasmosis congénita es de 0.23 a 0.91 por 1 000 nacidos vivos con base en los datos publicados en el New England Newborn Screening Program; la verdadera incidencia puede ser más elevada, porque la sensibilidad de la prueba de detección en el recién nacido (RN) (prueba de inmunotransferencia con inmunoglobulina M [IgM]) es de casi 50% a 75% y las pérdidas fetales atribuibles a toxoplasmosis congénita grave no se cuentan. La prevalencia serológica de T. gondii en mujeres en edad fértil (15 a 44 años) ha disminuido con el paso del tiempo (15%, 11% y 9% en 1988 a 1994, 1999 a 2004 y 2009 a 2010, respectivamente).

III. FISIOPATOLOGÍA

T. gondii es un parásito del género Coccidia, ubicuo en la naturaleza. Los miembros de la familia felina son los hospedadores definitivos. El parásito existe en tres formas: ovoquiste, taquizoito y quiste hístico (bradizoito). Los gatos por lo general adquieren la infección al alimentarse de animales infectados como ratones o carne mal cocida. El parásito se replica sexualmente en el intestino felino. Los gatos pueden excretar ovoquistes en sus heces por siete a 14 días después de la infección. Durante esta fase, los gatos pueden eliminar millones de ovoquistes diariamente por dos semanas. Después de la excreción los ovoquistes requieren una fase de maduración (esporulación) de 24 a 48 h antes tornarse infecciosos por vía oral. El hospedador intermedio (ovejas, ganado, cerdos) pueden tener quistes en sus órganos y músculo estriado. Estos quistes permanecen viables durante la vida del hospedador. La mujer embarazada por lo general se infecta al consumir carne cruda o mal cocida que contiene quistes o por ingestión accidental de ovoquistes esporulados de la tierra o alimentos contaminados. La ingestión de ovoquistes (y de quistes) libera esporozoitos que penetran en la mucosa gastrointestinal y más tarde se diferencian en taquizoitos. Los taquizoitos son microorganismos unicelulares ovoides característicos de la infección aguda. Los taquizoitos se diseminan a todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo y conductos linfáticos. Es durante esta etapa que ocurre la transmisión vertical de la madre al hijo. En los hospedadores con buena respuesta inmunitaria, los taquizoitos son secuestrados en quistes hísticos y forman bradizoitos. Los bradizoitos indican la etapa crónica de la infección y pueden persistir en encéfalo, hígado y tejido esquelético a lo largo de la vida del individuo. Hay reportes de transmisión de toxoplasmosis a través de agua municipal contaminada, hemotransfusión, donación de órganos y en ocasiones como consecuencia de accidentes de laboratorio.

La infección aguda en la mujer embarazada a menudo es subclínica (90% de los casos). ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.