Skip to Main Content

I. DEFINICIÓN

La tuberculosis es una infección causada por el microorganismo Mycobacterium tuberculosis, puede ser congénita o adquirida en la etapa posnatal.

II. INCIDENCIA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula una incidencia de 10.4 millones de nuevos casos de tuberculosis y 1.3 millones de muertes por tuberculosis en el año 2016. Aunque la tuberculosis congénita es poco común, con casi 350 casos reportados en las publicaciones médicas en inglés, las tasas de mortalidad son de hasta 50%.

III. FISIOPATOLOGÍA

La trasmisión de M. tuberculosis ocurre por inhalación de núcleos de gotas transmitidas por aire, éstas son transportadas por los macrófagos alveolares a través del sistema linfático y hacia los ganglios linfáticos hiliares. La infección puede contenerse u ocasionar tuberculosis primaria progresiva. Los macrófagos infectados interactúan con los linfocitos T para liberar citocinas que favorecen la fagocitosis de M. tuberculosis, ocasionando la formación de granulomas en dos a ocho semanas en la mayor parte de los individuos. Los niños pequeños y los individuos con inmunodepresión carecen de inmunidad de hospedador y en su lugar desarrollan enfermedad progresiva primaria activa en el parénquima pulmonar y en los ganglios linfáticos hiliares. En estos individuos, la cápsula fibrosa característica del granuloma se rompe, ocasionando necrosis por licuefacción de material caseoso central. El material necrótico puede fluir hacia los vasos sanguíneos adyacentes y diseminarse por vía sistémica o a los bronquios adyacentes y diseminarse hacia el exterior a través de gotas respiratorias. La inmunodepresión y la desnutrición son factores de riesgo para la reactivación de la infección latente.

La transmisión vertical que da origen a tuberculosis congénita puede ocurrir por diseminación hematógena a través de la vena umbilical, dando origen a una lesión tuberculosa primaria en el hígado o pulmones. La aspiración fetal o la ingestión de líquido amniótico infectado puede ocasionar tuberculosis pulmonar o gastrointestinal.

IV. FACTORES DE RIESGO

El riesgo más elevado de transmisión para recién nacidos ocurre a través de transmisión respiratoria desde madres no tratadas durante el periodo posnatal. Esto es más común que la tuberculosis congénita y el diagnóstico de tuberculosis neonatal puede llevar a la identificación del diagnóstico de tuberculosis en la madre previamente no reconocido. La tuberculosis materna extrapulmonar, como la tuberculosis miliar o endometritis tuberculosa incrementa el riesgo de infección congénita. El tratamiento materno por dos a tres semanas en el periodo prenatal reduce el riesgo de infección posnatal. La infección con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un factor de riesgo para tuberculosis materna, lo que a su vez incrementa el riesgo de transmisión de infección por VIH de la madre al hijo. Vivir en áreas endémicas o en condiciones de hacinamiento también incrementa el riesgo de tuberculosis.

V. PRESENTACIÓN CLÍNICA

  1. Embarazo. La mujer embarazada tiende a tener menos síntomas típicos relacionados con ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.