Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El periodo del recién nacido se define como los primeros 28 días de vida. En la práctica, sin embargo, los recién nacidos enfermos o muy inmaduros quizá requieran atención neonatal durante muchos meses. Hay cuatro niveles de atención neonatal. El nivel 1 se refiere a la atención básica de los recién nacidos sanos, la reanimación neonatal y la estabilización antes del transporte. El nivel 2 alude a la atención neonatal especializada de productos prematuros mayores de 1 500 g o más de 32 semanas de gestación. El nivel 3 es la atención de subespecialidad de recién nacidos de mayor complejidad sin limitaciones basadas en el tamaño del recién nacido y la edad gestacional. El nivel 4 incluye la disponibilidad de cirugía pediátrica especializada, cirugía cardiaca y oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, extracorporeal membrane oxygenation). A menudo, la atención de nivel 4 es parte de un centro perinatal que ofrece atención crítica y transporte a la madre y el feto de alto riesgo, así como al recién nacido.

ANTECEDENTES NEONATALES

La historia clínica del recién nacido tiene tres componentes clave:

  1. Antecedentes personales patológicos y genéticos maternos y paternos.

  2. Antecedentes obstétricos de la madre.

  3. Antecedentes obstétricos anteparto e intraparto actuales.

Los antecedentes patológicos de la madre incluyen afecciones médicas crónicas, medicamentos tomados durante el embarazo, hábitos alimenticios inusuales, antecedente de tabaquismo, antecedente de abuso de sustancias, exposición ocupacional a productos químicos o infecciones de riesgo potencial para el feto y cualquier antecedente social que pueda aumentar el riesgo de problemas parentales y maltrato infantil. Deben buscarse enfermedades familiares y antecedentes de anomalías congénitas con implicaciones genéticas. Los antecedentes obstétricos incluyen edad materna, gravidez, paridad, tipo de sangre y los resultados del embarazo. Los antecedentes obstétricos actuales incluyen los resultados de procedimientos durante el embarazo actual, como ecografía, amniocentesis, pruebas de detección (anticuerpos contra la rubéola, antígeno de superficie de la hepatitis B [HBsAg], detección cuádruple en suero de trastornos genéticos, HIV [virus de inmunodeficiencia humana]) y pruebas anteparto de bienestar fetal (p. ej., perfiles biofísicos, pruebas de ausencia de sufrimiento fetal o evaluación Doppler de patrones de flujo sanguíneo fetal). Deben documentarse las complicaciones maternas relacionadas con el embarazo, como infección de las vías urinarias, hipertensión inducida por el embarazo, eclampsia, diabetes gestacional, sangrado vaginal y parto prematuro. Los eventos periparto significativos incluyen la duración de las membranas rotas, fiebre materna, sufrimiento fetal, líquido amniótico teñido de meconio, tipo de parto (vaginal o cesárea), anestesia y analgesia utilizadas, motivo del parto quirúrgico o con fórceps, estado del lactante al nacer, medidas de reanimación y calificación de Apgar.

EVALUACIÓN DEL CRECIMIENTO Y EDAD GESTACIONAL

Es importante conocer la edad gestacional del recién nacido porque el comportamiento normal y los posibles problemas médicos pueden predecirse sobre esta base. La fecha del último periodo menstrual es el mejor indicador de la edad gestacional, con ecografía fetal ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.