Skip to Main Content

REGULACIÓN DE LÍQUIDOS, ELECTRÓLITOS Y TONICIDAD CORPORALES

El agua corporal total (TBW, total body water) constituye 50%–75% de la masa corporal total, dependiendo de la edad, el género y el contenido de grasa. Después de una diuresis posnatal intensa inicial, el agua corporal total disminuye con lentitud al rango adulto cerca de la pubertad. El agua corporal total se divide en espacios intracelular y extracelular. El líquido intracelular (ICF, intracellular fluid) constituye dos tercios del agua corporal total y el líquido extracelular (ECF, extracellular fluid) un tercio. Los líquidos extracelulares se dividen sobre todo en compartimientos: volumen en plasma (intravascular) y líquido intersticial (ISF, interstitial fluid).

Los principales componentes del plasma son sodio, cloruro, bicarbonato y proteínas (principalmente albúmina). El líquido intersticial es similar al plasma, pero carece de cantidades importantes de proteína. A la inversa, el líquido intracelular es rico en potasio, magnesio, fosfatos, sulfatos y proteínas.

La comprensión de los cambios osmóticos entre el líquido extracelular y el líquido intracelular es fundamental para comprender los trastornos del equilibrio de líquidos. La isoosmolalidad casi siempre se mantiene entre compartimientos de líquidos. Debido a que la membrana celular es permeable al agua, se producen cambios anormales de líquidos si la concentración de solutos que no pueden penetrar la membrana celular en el líquido extracelular no es igual a la concentración de dichos solutos en el líquido intracelular. Por tanto, el NaCl, el manitol y la glucosa (en una situación de hiperglucemia) permanecen restringidos al espacio de líquido extracelular y contribuyen con los osmoles efectivos al obligar al agua a permanecer en el compartimento de líquido extracelular o a ser arrastrada hacia éste. Por el contrario, un soluto libremente permeable como la urea no aporta osmoles efectivos porque no está restringido al líquido extracelular y cruza fácilmente las membranas celulares. La tonicidad —u osmolalidad efectiva— difiere de la osmolalidad medida en que representa sólo los solutos impermeables con actividad osmótica en lugar de todos los solutos osmóticamente activos, incluidos los que son permeables a las membranas celulares. La osmolalidad se puede estimar mediante la siguiente fórmula:

image

La osmolalidad y la osmolaridad son diferentes, ya que la primera es una expresión de la actividad osmótica por peso (kg) y la segunda es por volumen (L) de solución, aunque para propósitos clínicos son similares y, en ocasiones, se usan de forma indistinta. La presión oncótica, o presión osmótica coloide, representa la actividad osmótica de los componentes macromoleculares como la albúmina en el plasma y los líquidos corporales. La importancia de la albúmina para conservar el estado del volumen intravascular se refleja en el cuadro clínico del síndrome nefrótico, la enteropatía con pérdida de proteínas y otros estados bajos de albúmina sérica, en los cuales los líquidos se acumulan en el compartimiento intersticial y producen edema.

Los principales mecanismos que regulan el volumen y la tonicidad del líquido ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.