Skip to Main Content

VALORES HEMATOLÓGICOS NORMALES

Los rangos normales para los recuentos de sangre periférica varían mucho con la edad. Los recién nacidos normales tienen un hematocrito de 45%–65%. El recuento de reticulocitos al nacer es relativamente alto, ya que alcanza 2%–8%. Dentro de los primeros días de vida, la producción de eritrocitos disminuye, y los valores de hemoglobina y hematocrito caen a un punto mínimo a las 6–8 semanas. Durante este periodo, conocido como anemia fisiológica de la infancia, los lactantes normales tienen valores de hemoglobina tan bajos como 10 g/dL y hematocritos tan bajos como 30%. Después, los valores normales de hemoglobina y hematocrito aumentan de manera gradual hasta que se alcanzan los valores adultos después de la pubertad. Los lactantes prematuros pueden alcanzar un nivel de hemoglobina en el punto más bajo de 7–8 g/dL a las 8–10 semanas. La anemia se define como una concentración de hemoglobina dos desviaciones estándar por debajo de la media para una población normal del mismo sexo y edad.

Los recién nacidos tienen eritrocitos más grandes que los niños y los adultos, con un volumen corpuscular medio (MCV, mean corpuscular volume) al nacer de más de 94 fL que, más tarde, cae a un nadir de 70–84 fL para los seis meses de edad. A partir de entonces, el volumen corpuscular medio normal aumenta en forma gradual hasta alcanzar los valores adultos después de la pubertad.

El número normal de leucocitos es mayor en la infancia y en la primera infancia que más tarde en la vida. Los neutrófilos predominan en el recuento diferencial de leucocitos al nacer y en el niño mayor, por su parte, los linfocitos predominan (hasta 80%) entre las edades de un mes y seis años.

Los valores normales para el recuento de plaquetas son 150 000–400 000/μL y varían poco con la edad.

FALLA DE LA MÉDULA ÓSEA

La falla de la médula ósea para producir un número adecuado de células sanguíneas circulantes puede ser congénita o adquirida y causa pancitopenia o quizá sólo involucre una línea celular (citopenia única). Las anemias aplásicas constitucionales y adquiridas se analizan en esta sección y las citopenias únicas más comunes en secciones posteriores. La falla de la médula ósea causada por una enfermedad maligna u otra enfermedad infiltrativa se describe en este capítulo. Es importante recordar que muchos medicamentos y toxinas afectan a la médula y causan citopenias únicas o múltiples.

La sospecha de insuficiencia de la médula ósea se justifica en niños con pancitopenia y en niños con citopenias únicas que carecen de evidencia de destrucción periférica de eritrocitos, leucocitos o plaquetas. A menudo, la macrocitosis acompaña a la falla de la médula ósea. Muchos de los trastornos constitucionales de la médula ósea se relacionan con una variedad de anomalías congénitas. No todos se describen aquí.

ANEMIA APLÁSICA CONSTITUCIONAL (ANEMIA DE ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.