Skip to Main Content

CONCEPTOS GENERALES

El concepto clásico de que los efectos endocrinos son resultado de sustancias secretadas en la sangre con efectos en una célula objetivo distante se actualizó para tener en cuenta otras formas en que se producen los efectos hormonales. De manera específica, algunos sistemas hormonales implican la estimulación o inhibición de procesos metabólicos en las células vecinas (p. ej., dentro de los islotes pancreáticos o el cartílago); este fenómeno se denomina paracrino. Otros efectos hormonales reflejan la acción de las hormonas en las mismas células que las produjeron; esta acción se denomina autocrina. Los descubrimientos de la producción local de grelina, somatostatina, colecistocinina, incretinas y muchas otras hormonas en el cerebro y el intestino apoyan el concepto de procesos paracrinos y autocrinos en estos tejidos.

Otro descubrimiento significativo en fisiología endocrina fue una apreciación del papel de los receptores hormonales específicos en los tejidos objetivo, sin los cuales los efectos hormonales no suceden. Por ejemplo, en la diabetes insípida (DI) nefrógena, los niños afectados tienen una función defectuosa de la vasopresina o el receptor, y muestran los efectos metabólicos de la diabetes insípida a pesar de una secreción de vasopresina más que adecuada. Por el contrario, la activación anormal de un receptor hormonal conduce a los efectos de la hormona sin su secreción anormal. Los ejemplos de este fenómeno incluyen el síndrome de McCune-Albright (pubertad precoz e hipertiroidismo), testotoxicosis (pubertad precoz masculina familiar) e hipocalcemia hipercalciúrica.

TIPOS DE HORMONAS

Las hormonas son de tres tipos químicos principales: péptidos y proteínas, esteroides y aminas. Las hormonas peptídicas incluyen los factores liberadores que secreta el hipotálamo; las hormonas de la hipófisis anterior y posterior; células de los islotes pancreáticos; glándulas paratiroides, pulmón (angiotensina II), corazón y cerebro (hormonas natriuréticas auriculares y cerebrales), y factores de crecimiento locales como el factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1, insulin-like growth factor 1). Los principales sitios de secreción de las hormonas esteroideas son la corteza suprarrenal, las gónadas y el riñón (vitamina D activa [1,25(OH)2 D3]). La médula suprarrenal (epinefrina) y la glándula tiroides (triyodotironina [T3] y tiroxina [T4]) secretan las hormonas amina.

Las hormonas peptídicas y la epinefrina actúan a través de los receptores de la superficie celular. Los efectos metabólicos de estas hormonas suelen ser la estimulación o inhibición de la actividad de enzimas o proteínas transportadoras preexistentes (efectos postraduccionales). Las hormonas esteroides, la hormona tiroidea y la vitamina D activa, en cambio, actúan con más lentitud y se unen a receptores citoplásmicos dentro de la célula objetivo y, acto seguido, a regiones específicas del DNA nuclear. Por lo general, sus efectos metabólicos obedecen a la estimulación o inhibición de la síntesis de nuevas enzimas o proteínas de transporte (efectos transcripcionales).

Los procesos metabólicos que requieren una respuesta rápida, como la glucosa en sangre o la homeostasis del calcio, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.