Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La regulación del pH normal (7.35–7.45) depende tanto de los pulmones como de los riñones. Según la ecuación de Henderson-Hasselbalch, el pH es una función de la proporción entre HCO3 (regulado por el riñón) y PCO2 (regulado por los pulmones). La relación HCO3/PCO2 es útil para clasificar los trastornos del equilibrio ácido-base. La acidosis se debe a la ganancia de ácido o la pérdida de álcali, las causas pueden ser metabólicas (caída del HCO3 sérico) o respiratorias (aumento de PCO2). La alcalosis se debe a la pérdida de ácido o a la adición de base y es metabólica (↑ [HCO3] en el suero) o respiratoria (↓ PCO2) (fig. 2–1).

FIGURA 2–1

Nomograma que muestra bandas para trastornos ácido-base respiratorios o metabólicos no complicados en sujetos sin intervención. Cada banda de confianza representa la media ±2 SD para la respuesta compensatoria de sujetos normales o pacientes con un trastorno primario dado. Ac (acute): agudo; acid: acidosis; alk (alkalosis): alcalosis; chr (chronic): crónica; met (metabolic): metabólica; resp (respiratory): respiratoria. (Reimpreso con permiso de Arbus GS. An in vivo acid-base nomogram for clinical use. Can Med Assoc J. 1973;109:291).

Para limitar el cambio del pH, los trastornos metabólicos evocan una respuesta compensatoria inmediata de la ventilación. La compensación renal completa por trastornos respiratorios es un proceso más lento, de modo que las compensaciones “agudas” son de menor magnitud que las compensaciones “crónicas”. Los trastornos ácido-base simples consisten en una alteración primaria y su respuesta compensatoria. En los trastornos mixtos, existe una combinación de trastornos primarios.

La causa de los trastornos ácido-base simples suele ser evidente a partir de la anamnesis, la exploración física y/o las pruebas de laboratorio básicas. La valoración inicial mediante laboratorio depende del trastorno ácido-base dominante, pero, en caso de acidosis y alcalosis metabólicas, se deben incluir cuantificación de electrólitos, BUN, creatinina, albúmina, pH urinario y electrólitos urinarios. No siempre se requiere medir los gases de sangre arterial (ABG, arterial blood gas) para pacientes con un trastorno ácido-base simple, por ejemplo, acidosis metabólica leve en el contexto de insuficiencia renal crónica. Sin embargo, es necesario contar con ABG y electrólitos séricos para valorar completamente los trastornos ácido-base más complejos. La respuesta compensatoria debe estimarse a partir de los ABG; la fórmula de Winter [PaCO2 = (1.5 × [HCO3]) + 8 ± 2] es particularmente útil para valorar la respuesta respiratoria a la acidosis metabólica. También debe calcularse anión gap; anión gap = [Na+] – ([HCO3] + [Cl]) = aniones no medidos – cationes no medidos. El anión gap debe ajustarse según los cambios en la concentración de albúmina, un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.