Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La estabilidad del peso corporal requiere que el consumo y los gastos de energía se equilibren con el tiempo. Las principales categorías de producción de energía son el gasto de energía en reposo (REE, resting energy expenditure) y la actividad física; las fuentes menores incluyen el costo energético de metabolizar los alimentos (efecto térmico de los alimentos o acción dinámica específica) y temblor de la termogénesis. El consumo de energía promedio es de aproximadamente 2 600 kcal/día para los hombres y aproximadamente 1 800 kcal/día para las mujeres, aunque estas estimaciones varían con la edad, el tamaño corporal y el nivel de actividad. La desnutrición ocurre en 30 a 50% de los pacientes hospitalizados, dependiendo del entorno y la gravedad de la enfermedad. La presencia de inflamación, incluso después de procedimientos quirúrgicos, puede aumentar el gasto de energía y alterar los indicadores de valoración nutricional, como la albúmina.

Los consumos dietéticos de referencia (DRI, dietary reference intakes) y los consumos dietéticos recomendados (RDA, recommended dietary allowances) se han definido para muchos nutrientes, incluidos 9 aminoácidos esenciales, 4 vitaminas liposolubles y 10 hidrosolubles, varios minerales, ácidos grasos, colina y agua (véanse cuadros 325–1, 325–2 y 325–3 en HPMI-20). Los requisitos habituales de agua son 1–1.5 mL/kcal de gasto energético en adultos, con ajustes por pérdidas excesivas. La dosis diaria recomendada de proteína es de 0.6 g/kg de peso corporal ideal, lo que representa 10–15% del consumo calórico total. La grasa debería constituir ≤30% de las calorías y la grasa saturada debería ser <10% de las calorías. Al menos 55% de las calorías deben derivarse de los carbohidratos.

DESNUTRICIÓN

La desnutrición es el resultado de un consumo inadecuado o una asimilación gastrointestinal anormal de las calorías de la dieta, un gasto energético excesivo o un metabolismo alterado de los suministros de energía por un proceso de enfermedad intrínseca.

Tanto los pacientes ambulatorios como los pacientes hospitalizados están en riesgo de desnutrición si cumplen con uno o más de los siguientes criterios:

  • Pérdida involuntaria >10% del peso corporal habitual en los tres meses anteriores.

  • Peso corporal <90% del ideal para altura.

  • Índice de masa corporal (BMI, body mass index: peso en kg/altura m2) <18.5.

ETIOLOGÍA

Las principales etiologías de la desnutrición son la inanición, el estrés por cirugía o enfermedad grave y los mecanismos mixtos. La inanición se debe a la disminución del consumo alimentario (por pobreza, alcoholismo crónico, anorexia nerviosa, dietas de moda, depresión severa, trastornos neurodegenerativos, demencia o vegetarianismo estricto, dolor abdominal por isquemia intestinal o pancreatitis o anorexia asociada con el sida, cáncer diseminado, insuficiencia cardiaca o insuficiencia renal) o disminución de la asimilación de la dieta (por insuficiencia pancreática, síndrome del intestino corto, enfermedad celíaca u obstrucción esofágica, gástrica o intestinal). Los contribuyentes al estrés físico incluyen fiebre, traumatismo agudo, cirugía ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.