Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El apoyo nutricional debe iniciarse en pacientes con desnutrición o en aquellos en riesgo de desnutrición (p. ej., afecciones que impiden una alimentación oral adecuada o pacientes con estados catabólicos, como sepsis, quemaduras, cirugía mayor o traumatismo).

La nutrición enteral (EN, enteral nutrition) se proporciona a través de una sonda de alimentación que se inserta por la nariz hacia el estómago, o más allá, hacia el duodeno, mediante un procedimiento miniquirúrgico en el que la sonda de alimentación se inserta a través de la pared abdominal hasta el estómago o desde este hasta el yeyuno, utilizando un endoscopio, o mediante una técnica quirúrgica abierta para acceder al estómago o al intestino delgado. La EN es el tratamiento de elección cuando el soporte nutricional voluntario optimizado es imposible o ha fallado. El tratamiento parenteral se refiere a la infusión de soluciones de nutrientes en el torrente sanguíneo a través de un catéter central insertado periféricamente (PICC, peripherally inserted central catheter), un catéter externo insertado centralmente o un catéter tunelizado insertado centralmente o a puerto subcutáneo. Cuando es factible, la EN es la vía preferida porque mantiene las funciones digestivas, de absorción e inmunológicas del tubo digestivo, y porque minimiza el riesgo de desequilibrio de líquidos y electrólitos. La nutrición parenteral (PN, parenteral nutrition) a menudo está indicada en la pancreatitis severa, enterocolitis necrotizante, íleo prolongado y obstrucción intestinal distal.

NUTRICIÓN ENTERAL

Las fórmulas poliméricas estándar son las fuentes más utilizadas de EN. Están disponibles en una amplia variedad de formatos que generalmente cumplen con los requisitos nutricionales de una persona normal y saludable. Los carbohidratos proporcionan la mayor parte de la energía. Las proteínas (de caseína, suero o soja) están intactas y requieren una función normal de la enzima pancreática para la digestión y absorción. Estos productos son isotónicos o casi, y proporcionan de 1 000 a 2 000 kcal y 50 a 70 g de proteína/L. Los tipos de fórmulas adicionales incluyen fórmulas poliméricas con fibra, fórmulas elementales y semielementales y fórmulas para mejorar el sistema inmunitario, fórmulas enriquecidas en proteínas, así como fórmulas específicas para enfermedades utilizadas en pacientes con enfermedad diabética, hepática, renal o pulmonar.

Después de elevar la cabecera de la cama y confirmar la colocación correcta de la sonda, se inicia una infusión continua utilizando una dieta de media fuerza a una velocidad de 25 a 50 mL/h. Esto puede incrementarse a toda su fuerza según se tolere para alcanzar el objetivo de energía. Los principales riesgos de la alimentación por sonda enteral son aspiración, diarrea, desequilibrio electrolítico, intolerancia a la glucosa, sinusitis y esofagitis.

NUTRICIÓN PARENTERAL

La PN administra un régimen nutricional completo directamente al torrente sanguíneo en forma de aminoácidos cristalinos, dextrosa, emulsiones de triglicéridos, minerales (calcio, fosfato, magnesio y zinc), electrólitos y micronutrientes. Debido a su alta osmolaridad (>1 ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.