Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En 2016, 2 744 248 personas murieron en Estados Unidos; las tasas de mortalidad están disminuyendo. Casi tres cuartas partes de todas las muertes ocurren en personas >65 años. Las enfermedades cardiacas y el cáncer son las dos causas principales de muerte y, en conjunto, representan casi la mitad de todas los decesos. Alrededor de 70% de los fallecimientos ocurre en personas que tienen una afección que se sabe que conduce a su muerte; por tanto, la planificación de la atención terminal es relevante e importante. Una fracción cada vez mayor de muertes ocurre en hospicios o en el hogar en lugar de en el hospital.

La atención óptima depende de una valoración integral de las necesidades del paciente en los cuatro dominios afectados por la enfermedad: física, psicológica, social y espiritual. Están disponibles una variedad de herramientas de valoración para ayudar en el proceso.

La comunicación y la valoración continua de los objetivos del tratamiento son componentes clave para abordar la atención al final de la vida. Los médicos deben tener claro el resultado probable de la enfermedad y proporcionar un cronograma anticipado con objetivos y puntos de referencia en el proceso de atención. Cuando los objetivos de la atención han cambiado de cura a paliación, esa transición debe explicarse y defenderse claramente. Hay siete pasos involucrados en el establecimiento de objetivos:

  1. Asegúrese de que la información médica sea lo más completa posible y que todas las partes relevantes la entiendan.

  2. Explore los objetivos del paciente mientras se asegura de que los objetivos sean alcanzables.

  3. Explique las opciones.

  4. Muestre empatía a medida que el paciente y la familia se adaptan a las expectativas cambiantes.

  5. Haga un plan con objetivos realistas.

  6. Siga adelante con el plan.

  7. Analice y revise el plan habitualmente a medida que cambie la situación del paciente.

DIRECTIVAS AVANZADAS

Alrededor de 70% de los pacientes carece de capacidad para tomar decisiones en sus últimos días. Las directivas anticipadas definen de antemano el nivel de intervención que el paciente está dispuesto a aceptar. Se pueden utilizar dos tipos de documentos legales: la directiva anticipada, en la que se pueden dar a conocer las instrucciones específicas del paciente y el poder legal duradero para el cuidado de la salud, en el que se designa a una persona que tiene la autoridad para tomar decisiones de salud en nombre del paciente. Los formularios están disponibles sin cargo en National Hospice and Palliative Care Organization, www.nhpco.org. Los médicos también deben completar estos formularios por sí mismos.

SÍNTOMAS FÍSICOS Y SU MANEJO

Los síntomas físicos y psicológicos más comunes entre los pacientes con enfermedades terminales se muestran en el cuadro 10–1. Los estudios de pacientes con cáncer avanzado han demostrado que los pacientes experimentan un promedio de 11.5 síntomas.

CUADRO 10–1Síntomas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.