Skip to Main Content

DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LA INSUFICIENCIA RESPIRATORIA

La insuficiencia respiratoria se define como un intercambio de gases inadecuado, debido al mal funcionamiento de uno o más componentes del sistema respiratorio. Hay dos tipos principales de insuficiencia respiratoria aguda: hipoxémica e hipercápnica. La primera se define por la saturación arterial de O2 <90% mientras se recibe una mayor fracción de O2 inspirado. La insuficiencia respiratoria hipoxémica aguda puede ser consecuencia de neumonía, edema pulmonar (debido a presiones microvasculares pulmonares elevadas en la insuficiencia cardiaca y sobrecarga de volumen intravascular o con presiones microvasculares pulmonares normales en el síndrome de dificultad respiratoria aguda [ARDS]) y hemorragia alveolar. La hipoxemia resulta de desajuste ventilación-perfusión y derivación intrapulmonar. La lesión pulmonar en el ARDS puede empeorar por la ventilación mecánica y los volúmenes corrientes más bajos pueden reducir la lesión pulmonar.

La insuficiencia respiratoria hipercápnica se caracteriza por hipoventilación alveolar y acidosis respiratoria. Se debe a la disminución de la ventilación por minuto y/o al aumento del espacio muerto fisiológico. Las afecciones asociadas con insuficiencia respiratoria hipercápnica incluyen enfermedades neuromusculares (p. ej., miastenia gravis), procesos de enfermedad que causan disminución del impulso respiratorio (p. ej., sobredosis de fármacos, lesión del tronco encefálico) y enfermedades respiratorias asociadas con fatiga muscular respiratoria (p. ej., exacerbaciones de asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC]). El objetivo terapéutico primario en la insuficiencia respiratoria hipercápnica es revertir la causa subyacente de la insuficiencia respiratoria. La ventilación no invasiva con presión positiva puede ser efectiva, especialmente en las exacerbaciones de la EPOC.

Se consideran a menudo otros dos tipos de insuficiencia respiratoria: 1) insuficiencia respiratoria perioperatoria relacionada con atelectasia pulmonar, que puede tratarse con fisioterapia, cambios de posición y/o ventilación con presión positiva no invasiva y 2) hipoperfusión de los músculos respiratorios relacionados con el choque, que por lo general mejora con la intubación y la ventilación mecánica.

MONITORIZACIÓN DE PACIENTES EN VENTILACIÓN MECÁNICA

Para los pacientes intubados que reciben modos de ventilación mecánica controlados por volumen, la mecánica respiratoria se puede seguir fácilmente. La presión máxima de la vía aérea se mide de forma regular mediante ventiladores mecánicos y la presión de la meseta se puede valorar incluyendo una pausa inspiratoria final. La resistencia de las vías respiratorias inspiratorias se calcula como la diferencia entre las presiones de las vías respiratorias pico y meseta, con ajuste para la tasa de flujo. El broncoespasmo, las secreciones respiratorias o un tubo endotraqueal enroscado pueden aumentar la resistencia de las vías respiratorias. La distensibilidad estática del sistema respiratorio se calcula como el volumen corriente dividido por el gradiente en la presión de la vía aérea (presión de meseta menos PEEP). La disminución de la distensibilidad del sistema respiratorio puede ser consecuencia de derrames pleurales, neumotórax, neumonía, edema pulmonar o auto-PEEP (presión elevada al final de la espiración relacionada con el tiempo insuficiente para el vaciamiento alveolar antes de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.