Skip to Main Content

DEFINICIONES

  • Temperatura: El centro termorregulador hipotalámico equilibra la producción excesiva de calor de la actividad metabólica, en el músculo y el hígado, con la disipación de calor en la piel y los pulmones, para mantener una temperatura corporal normal de 36.8°C ± 0.4 °C (98.2° ± 0.7 °F), con variación diurna (más bajo en la mañana, más alto en la tarde).

  • Fiebre: Elevación de la temperatura corporal (>37.2 °C/98.9 °F en la mañana y >37.7 °C/99.9 °F en la noche) junto con un aumento en el punto de ajuste hipotalámico.

  • Fiebre de origen desconocido (FUO, fever of unknown origin): Temperatura >38.3 °C (>101 °F) en dos o más ocasiones y una duración de la enfermedad ≥3 semanas, sin estado inmunocomprometido conocido, y con investigaciones que no revelan la causa.

  • Hiperpirexia: Temperaturas >41.5 °C (>106.7 °F) que pueden ocurrir con infecciones severas, pero más comúnmente ocurren con hemorragias del sistema nervioso central (CNS, central nervous system).

  • Hipertermia: Un aumento incontrolado de la temperatura corporal que excede la capacidad del cuerpo para perder calor sin un cambio en el punto de ajuste hipotalámico. La hipertermia no involucra moléculas pirógenas.

  • Pirógeno: Cualquier sustancia que causa fiebre, incluidos los pirógenos exógenos (p. ej., toxinas microbianas, lipopolisacáridos, superantígenos) y citocinas pirógenas (p. ej., IL-1, IL-6, TNF).

FIEBRE

  • Patogenia: El punto de ajuste hipotalámico aumenta y causa vasoconstricción periférica (es decir, conservación del calor). El paciente se siente frío como resultado de la desviación de sangre a los órganos internos. Los mecanismos de producción de calor (p. ej., temblores, aumento de la termogénesis hepática) ayudan a elevar la temperatura corporal al nuevo punto de ajuste. Los aumentos en la prostaglandina E2 periférica explican las mialgias y artralgias inespecíficas que a menudo acompañan a la fiebre. Cuando el punto de ajuste se reduce nuevamente, mediante la resolución o el tratamiento de la fiebre, comienzan los procesos de pérdida de calor (p. ej., vasodilatación periférica y sudoración).

  • Etiología: La mayoría de las fiebres están asociadas con infecciones autolimitadas (en general virales) y tienen causas que se identifican fácilmente.

ABORDAJE DEL PACIENTE

ABORDAJE DEL PACIENTE Fiebre

  • Anamnesis: Una anamnesis meticulosa es esencial, con especial atención a la cronología de los eventos (p. ej., en el caso del exantema, el sitio de inicio, dirección y velocidad de propagación, véase más adelante) y la relación de los síntomas con los medicamentos, la exposición a mascotas, los contactos con enfermos, los contactos sexuales, los viajes, los traumatismos y la presencia de prótesis.

  • Exploración física: Debe ser completa. Se debe usar un sitio consistente para tomar temperaturas. Deben observarse las posibles disociaciones de pulso y temperatura (bradicardia relativa) (a veces presentes, por ejemplo, con fiebre tifoidea, brucelosis, leptospirosis, fiebre facticia). Se debe prestar mucha atención a cualquier exantema, con una definición precisa de sus características más destacadas.

    1. Tipo de lesión (p. ej., mácula, pápula, nódulo, vesícula, pústula, púrpura, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.