Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las molestias musculoesqueléticas son extremadamente comunes en la práctica médica ambulatoria, y se encuentran entre las principales causas de discapacidad y ausentismo laboral. El dolor en las articulaciones se debe valorar de manera uniforme, exhaustiva y lógica para garantizar la mejor posibilidad de un diagnóstico preciso, y para planificar una prueba y terapia de seguimiento adecuadas. El dolor articular y la inflamación pueden ser manifestaciones de trastornos que afectan principalmente al sistema musculoesquelético, o pueden reflejar una enfermedad sistémica.

VALORACIÓN INICIAL DE UNA MOLESTIA MUSCULOESQUELÉTICA

  1. Articular versus no articular: ¿El dolor se localiza en una articulación o en una estructura periarticular, como los tejidos blandos o los músculos? (fig. 49–1)

  2. Inflamatoria versus no inflamatoria: La enfermedad inflamatoria es sugerida por signos locales de inflamación (eritema, calor, aumento de volumen); características sistémicas (rigidez matutina, fatiga, fiebre, pérdida de peso), o evidencia de laboratorio de inflamación (trombocitosis, ESR o proteína C reactiva elevadas).

  3. Aguda (6 semanas) versus crónica.

  4. Localizada versus sistémica.

FIGURA 49–1

Algoritmo para el diagnóstico de molestias musculoesqueléticas. Abordaje para formular un diagnóstico diferencial (mostrado en cursiva). CMC (carpometacarpal): carpometacarpiano; CRP (C-reactive protein): proteína C reactiva; DIP (distal interphalangeal): distal interfalángica; ESR (erythrocyte sedimentation rate): velocidad de sedimentación de eritrocitos; JIA (juvenile idiopathic arthritis): artritis idiopática juvenil; MCP (metacarpophalangeal): metacarpofalángica; MTP (metatarsophalangeal): metatarsofalángica; PIP (proximal interphalangeal): interfalángica proximal; PMR (polymyalgia rheumatica): polimialgia reumática; SLE (systemic lupus erythematosus): lupus sistémico eritematoso.

ANAMNESIS

  • Edad, sexo, raza y antecedente familiar.

  • Inicio de síntomas (abrupto o gradual), evolución (constante, intermitente, migratoria, aditiva) y duración (aguda versus crónica).

  • Número y distribución de estructuras involucradas: monoarticular (una articulación), oligoarticular (dos a tres articulaciones), poliarticular (más de tres articulaciones); simetría.

  • Otras características articulares: Rigidez matutina, efecto del movimiento, características que mejoran/empeoran los síntomas.

  • Síntoma extraarticular: Por ejemplo, fiebre, erupción cutánea, pérdida de peso, cambio visual, disnea, diarrea, disuria, entumecimiento, debilidad.

  • Eventos recientes: Por ejemplo, traumatismo, administración de fármacos, viajes, otras enfermedades.

EXPLORACIÓN FÍSICA

El examen completo es esencial: atención especial a la piel, membranas mucosas, uñas (puede revelar picaduras características en la psoriasis), ojos. Examen cuidadoso y minucioso de articulaciones involucradas y no involucradas y estructuras periarticulares; esto debe proceder de manera organizada de la cabeza a los pies, o de las extremidades hacia adentro hacia el esqueleto axial; se debe prestar especial atención a identificar la presencia o ausencia de:

  • Calor y/o eritema.

  • Tumefacción.

  • Engrosamiento sinovial.

  • Subluxación, luxación, deformidad articular.

  • Inestabilidad conjunta.

  • Limitaciones del rango de movimiento activo y pasivo.

  • Crepitación.

  • Cambios periarticulares.

  • Cambios musculares que incluyen debilidad, atrofia.

ESTUDIOS DE LABORATORIO

La valoración adicional ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.