Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El síncope es una pérdida de conciencia, transitoria y autolimitada, debido al deterioro global agudo del flujo sanguíneo cerebral. Puede ocurrir de repente, sin previo aviso, o puede estar precedido por síntomas presincopales tales como mareos o desmayos, debilidad, fatiga, náuseas, disminución de la visión, zumbidos en los oídos o sudoración. El paciente con síncope se ve pálido y tiene un pulso débil, rápido o irregular. La respiración puede ser casi imperceptible; pueden ocurrir movimientos mioclónicos o clónicos breves. La recuperación de la conciencia es rápida y completa si el paciente se mantiene en posición horizontal y se restaura la perfusión cerebral.

ABORDAJE DEL PACIENTE

ABORDAJE DEL PACIENTE Síncope

La causa puede ser aparente sólo en el momento del evento, dejando pocas pistas —si es que alguna— cuando el médico ve al paciente. Se deben distinguir otros trastornos del síncope que incluyen convulsiones, isquemia vertebrobasilar, hipoxemia e hipoglucemia (véase más adelante). Primero considere las etiologías subyacentes serias; entre estas se encuentran hemorragia interna masiva, infarto de miocardio (puede ser indoloro) y arritmias cardiacas. En pacientes de edad avanzada un desmayo repentino sin causa obvia debería plantear la cuestión del bloqueo cardiaco completo o una taquiarritmia. La pérdida de conciencia en situaciones particulares, como durante la punción venosa o la micción, sugiere una anomalía benigna del tono vascular. La posición del paciente en el momento del episodio sincopal es importante; el síncope en posición supina es poco probable que sea vasovagal, y sugiere arritmia o convulsiones. Se deben considerar los medicamentos, incluidos los medicamentos de venta libre o los suplementos de tiendas de salud, con especial atención a los cambios recientes. Los síntomas de impotencia, dificultades intestinales y vesicales, sudoración alterada o un examen neurológico anormal sugieren una causa neurógena primaria. Un abordaje algorítmico se presenta en la figura 52–1.

ETIOLOGÍA

Por lo general el síncope se debe a un trastorno mediado neuralmente, hipotensión ortostática o una afección cardiaca subyacente (cuadro 52–1). Con frecuencia la causa es multifactorial.

Cuadro 52–1Causas del síncope

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.